Vecinos de barrio Ludueña cautivos por los arrebatos

|| Locales
Compartir

Los rosarinos que viven por esa zona participaron del Observatorio de Seguridad convocado por la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal y plantearon el problema ante las autoridades. Larrea entre Tucumán y Urquiza es una de las inmediaciones con más hechos delictivos. 

Los vecinos de la jurisdicción 12ª se reunieron en el 7º Observatorio de Seguridad convocado por la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal junto a representantes del área de seguridad local y provincial, autoridades policiales y miembros de la Comisión en el Club Suderland del barrio Ludueña. El objetivo de la reunión fue expresar a las autoridades los hechos de inseguridad que se viven principalmente en las inmediaciones de las calles Larrea entre Tucumán y Urquiza.

El Presidente de la Comisión de Seguridad, el concejal Diego Giuliano informó: ”Conformamos este Observatorio de Seguridad luego de que vecinos y miembros del club Suderland se presentaran en la Comisión de Seguridad del Concejo solicitando mayor presencia policial y patrullaje en la zona”. Según las denuncias de los habitantes de la zona se han “registrado 35 robos en un mes, arrebatos a toda hora que los mantienen en alerta y con temor, cuidándose entre sí mediante mensajes telefónicos para avisarse sobre los riesgos que ven cuando salen a la calle”.

“Ese perímetro conformado por las calles Larrea, Urquiza y Tucumán se presenta como una especie de triángulo que desemboca en las vías del tren y que facilita la comisión de delitos a cualquier hora del día, agravados por la ausencia de patrullajes en la zona”, manifestó el edil. 

Los vecinos de la zona plantearon la necesidad de contar con un puesto fijo de vigilancia y policías que patrullen o caminen el barrio así como la apertura de los pasos a nivel que actualmente convierten a la zona en corredores de la inseguridad.

El concejal explicó la importancia de los observatorios porque “generan un compromiso directo que se asume entre los vecinos y los responsables del área de seguridad para que, como en este caso, los vecinos no tengan que sufrir más 35 arrebatos en un mes. El Observatorio es el puntapié inicial para revertir la situación de indefensión”, concluyó Giuliano.

Noticias relacionadas