Una pensión para los hijos de víctimas de violencia de género

|| Locales
Compartir

La iniciativa viene de la mano de la diputada provincial Mercedes Meier, del Frente Social y Popular. Este proyecto ya había sido presentado en su momento por la legisladora mandato cumplido, Mariana Robustelli, pero ante la falta de tratamiento perdió estado parlamentario.

Los casos de violencia de género a diario se incrementan y como consecuencia de estos episodios, cada vez más chicos se quedan sin sus madres, desamparados e inmiscuidos en una situación de tormento permanente. Para ellos, continuar la vida a veces no es muy fácil. Por eso la diputada provincial Mercedes Meier, del Frente Social y Popular, presentará este jueves un proyecto de “Pensión no contributiva de protección social para hijos e hijas de mujeres fallecidas por violencia de género”. Si bien esta iniciativa ya había sido propuesta en 2014, la falta de tratamiento de la misma hizo que pierda estado parlamentario.

Este proyecto fue presentado en 2014 por la diputada mandato cumplido Mariana Robustelli, pero ahora debieron reingresarlo para su tratamiento. Meier sostiene que se debe reparar el daño que se le ocasiona a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes cuya madre falleció como consecuencia  de violencia de género. “Hoy volvemos a ingresarlo con la convicción de que no solo no se ha resuelto la problemática, sino que incluso se ha profundizado”, manifestó la legisladora.

Los datos brindados por el Observatorio de Femicidios "Adriana Zambrano", sostiene que entre el 1º de enero y el 31 de diciembre de 2016 hubo 290 femicidios en Argentina, y  a raíz de ello 401 hijos perdieron a sus madres. De ese número, cabe mencionar que 242 son menores de edad.

El número que más asombra es el de la cantidad de caos que hay a diario. Tal como revelaron los investigadores  la estadística, se mantiene y cada 30 horas en promedio una mujer es asesinada en el país por su género. Desde el año 2008 al 2014 suman 2.196 las hijas e hijos que no tienen madre por estos femicidios. De ese total, 1.403 son menores de edad, que requieren sin falta de asistencia económica y sanitaria. “Esos menores quedan desamparados, bajo el cuidado de familiares u otras redes de contención”, expresó Meier.

Noticias relacionadas