Una joven y su calvario con un productor televisivo

|| Locales
Compartir

La muchacha recurrió a los medios de comunicación para intentar de esta manera evitar el hostigamiento viene sufriendo desde hace algunos meses. RosarioNoticias.info dialogó con la víctima y aseguró que desde que su problema salió a la luz, el acusado mermó con las amenazas hacia ella pero no hacía su entorno.

Un caso de violencia de género salpica a un reconocido productor televisivo de la ciudad. El hombre fue acusado por una mujer con la que tuvo una relación de aproximadamente cuatro años. Según informaron desde Fiscalía, el sujeto también fue denunciado en otras dos ocasiones anteriores por una mujer con quien tiene una hija en común.

La denunciante es Bárbara S. quien radicó una denuncia por hostigamiento y supuestas amenazas telefónicas a su expareja, el productor televisivo Ezequiel Ramiro N. La Justicia le dictó la restricción de acercamiento pero por el momento la policía no lo pudo notificar ya que no lo encontraron ni en el domicilio ni en el trabajo.

La denunciante estuvo en la Unidad de Género y se le actualizó el estado de la denuncia, puesto que la primera la había hecho el 14 de junio pasado y la fiscal la había desestimado por considerar que no había elementos suficientes.

La mujer utilizó las redes sociales para dar a conocer los chats que este sujeto le enviaba a ella y a todo su entorno, incluso al propio padre de su hija. En distintas capturas se puede observar cómo el hombre utilizaba la extorsión para amenazarla.

 

RosarioNoticias.info pudo dialogar con ella y nos confirmó que el miércoles fue la última comunicación que tuvo con ella, pero luego sí se contactó con amigos de ella.

Según admitieron desde Fiscalía, la persona acusada tiene dos denuncias previas de Paula M. La primera del 29 de diciembre de 2015, que la Justicia desestimó por falta de pruebas el 11 de febrero de 2016. Y una segunda, ingresada unos días después, el 29 de febrero, que también fue desestimado por falta de evidencias el 3 de marzo de ese año. En ambos casos tendría relación por un conflicto relacionado al régimen de visitas de la hija en común que tienen y que se tramita en un juzgado de familia

Noticias relacionadas