Una iniciativa para detener el colectivo en cualquier esquina los días de lluvia

|| Locales
Compartir

La modificación de la ordenanza que regula el transporte público en la ciudad busca adecuarse a lo que plantea la Ley Nacional de Tránsito. Además, se busca que las embarazadas puedan ascender y descender en la esquina que deseen cualquier día del año.

Este jueves se aprobaría en el Concejo una modificación en el régimen de ascensos y descensos de pasajeros en las paradas del transporte público. La propuesta del concejal Eduardo Toniolli es que los usuarios puedan detener el colectivo en cualquier esquina los días de lluvias y tormentas.

Esta propuesta para adaptar a la Ley Nacional la ordenanza local que regula el Transporte Público de Pasajeros a nivel local, también permitirá a las embarazadas que pueda detener al ómnibus en cualquiera esquina para ascender o descender, sin importar día, horario o condición climática.

En la actualidad, solo hay dos excepciones en las que los colectivos se detienen fuera de sus paradas habituales: en horario nocturno (desde las 20 hasta las 7 del día siguiente) y para el descenso de alguna persona con discapacidad motriz o visual. Con estas dos nuevas modificaciones, la iniciativa permitirá hacer efectiva dos disposiciones contempladas en la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449/1994.

Noticias relacionadas