Una buena excusa para pedir por la flexibilización laboral

|| País
Compartir

Un informe de la UIA asegura que el ausentismo, la litigiosidad y los accidentes atentan contra el nivel de producción. Nada dicen de la devaluación, los tarifazos y la recesión.

Desde que Mauricio Macri se hizo cargo del gobierno nacional la búsqueda para dar con la flexibilización laboral de manera solapada es incesante. La intención de favorecer a sus amigos empresarios en pos de obtener “más competitividad” se enmascara en sus discursos proponiendo tener empleo de calidad o planteándose como objetivo la pobreza cero. Sin embargo, en los hechos lo que abundan son despidos, baja de salarios y precarización laboral.

Todo comenzó con la estigmatización de los empleados estatales a los que, bajo las excusa de ser “ñoquis” o “grasa militante”, fue dejando en la calle. También el sector privado hizo y hace su aporte a la lista de desocupados. ¿Ante esto cuál fue la respuesta macrista?, esperar el segundo semestre a que lleguen las inversiones y así  poder generar “empleo de calidad”, no sin antes asegurar que “no hay una ola despidos”.

Mientras estas falacias y eufemismos se repiten, el ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca no tuvo empacho en decir que hay que descontarles a los trabajadores los días de paro, discutir el salario por productividad y asegurar que los Repro únicamente lo recibirán aquellas empresas que sean viables.

Hoy se conoció un muevo e invalorable aporte a la causa flexibilizadora. Se trata de un estudio llevado a cabo por la Unión Industrial Argentina (UIA) donde los empresarios manifiestan su inquietud por el “mayor ausentismo”.

“De acuerdo con datos de la UIA basados en números oficiales del Ministerio de Trabajo, la tasa de ausentismo (relación entre la cantidad de días por mes que falta un trabajador y la de días laborables) llegó hasta el 10%, pese a que existe una gran heterogeneidad entre sectores. En promedio ronda el 5 por ciento. Una década atrás era del 1 por ciento”, publica la web del diario La nación.

En el informe se asegura que los empresarios argentinos están preocupados por la baja productividad y reconocen que el ausentismo no es la única causa de la caída. Si el lector piensa que el informe hace referencia a la devaluación del 40%, a los tarifazos, o a la caída del consumo se equivoca de cabo a rabo.

“El ausentismo no es el único problema que impacta en los costos empresariales y que llegó a oídos de Triaca. La preocupación crece también por la industria del juicio y los accidentes de trabajo”, protestan por escrito ante Triaca desde la UIA.  

Noticias relacionadas