Un taxista pasado de copas hizo un escándalo en el centro

|| Locales
Compartir

Antes que nada intentó resistirse a hacer el test de alcoholemia porque sabía que había tomado y mucho. Y para completar el panorama hasta les ofreció plata a los agentes de tránsito. Llevaron el auto al corralón y le caucionaron la chapa.

Un taxista protagonizó este viernes a la mañana un escándalo en Balarce y Brown. Le hicieron el control de alcoholemia, pese a haberse resistido y ni lerdo ni perezoso dijo delante de los micrófonos de los medios de comunicación presentes si querían plata. En una palabra, un soborno.

Si bien el taxista no estaba conduciendo, sino en un bar, había dejado mal estacionado el vehículo cuando fue a tomar a un bar cercano.  Los agentes de tránsito se acercaron, el sujeto se resistió a hacer el test de alcoholemia, pero finalmente tuvo que ceder y le dio 2.17 gramos del alcohol en sangre.

Ante la presencia de los medios y sin ningún tipo de vergüenza, el chofer les dijo a los agentes si querían plata. En una palabra los intentó sobornar. Se vivieron momentos tensos. Llevaron el auto al corralón y le caucionaron la chapa.

Noticias relacionadas