Un raid delictivo terminó en un espectacular choque

|| Locales
Compartir

Todo comenzó a las cuatro de hoy con una entradera en calle O'Higgins al 9100. Allí desvalijaron el lugar tras amenazar a los ocupantes. Se llevaron el auto del dueño de casa. Una hora más tarde el vehículo terminó incrustado en el frente de un negocio.

Todo comenzó a las cuatro de la madruga de hoy cuando tres delincuentes ingresaron a robar a una vivienda de calle O'Higgins al 9100, en la zona oeste de la ciudad. Los maleantes ingresaron, dos por una ventana y otro por la puerta principal. Allí redujeron a todos los integrantes de la familia, un matrimonio con tres hijos pequeños, los hicieron arrodillar y mientras uno les apuntaba con un arma los otros cargaron las pertenencias en el auto del dueño de casa, un Citroën C4 con el emprendieron la fuga.

Luego de superar algunas dificultades como la de tener que sacar el auto de adentro de la zanja en la puerta de la familia asaltada, los delincuentes hicieron un alto en otra vivienda donde dejaron todo lo robado y subieron al vehículo a otro cómplice para seguir con el derrotero delictivo.

Alrededor de las 5.20, tras cometer al menos cuatro robos más, el C4 terminó incrustado en el frente de un comercio ubicado en la esquina de Provincias Unidas y Zuviría. En la colisión no intervino otro vehículo. Los cuatro delincuentes lograron ser detenidos. Uno de ellos fue descubierto adentro de un contenedor de basura, mientras que a otro lo apresaron mientras trataba de huir por los techos de las viviendas del lugar.

Según relató uno de los asaltados a LT8, las cuatro personas estaban armadas. “A mí me apretaron acá en las cuatro plazas. Yo estaba esperando el colectivo para ir al trabajo. Me pidieron la mochila y el celular. Lo que vi es que todos estaban calzados”.

 

Noticias relacionadas