Un pedido de justicia que se hizo notar en la ciudad

|| Locales
Compartir

La marcha que se realizó en la tarde noche del jueves por la muerte de Nahuel Ciarroca tuvo una gran convocatoria. Si bien fueron familiares y amigos del joven asesinado en ocasión de robo, el resto de los rosarinos salieron a las calles a pedir por más seguridad y que no ocurran más hechos de este tipo.

La caravana de pedido de justicia por la muerte de Nahuel Ciarroca comenzó en Dorrego y Amenábar a las 19. Amigos y familiares de la víctima convocaron a través de las redes a las personas que deseaban participar de la movilización e invitaban a todos aquellos que quisieran hacer alzar su vox para reclamar por más seguridad en las calles rosarinas. La multitud no lo dudó y dijo presente.

Se formó una columna de entre 200 a 300 metros de largo con carteles con reclamos de seguridad y justicia. Se movilizaron por Italia hasta Pellegrini. Llegaron a los Tribunales y continuaron el trayecto hasta Gobernación, en la plaza San Martín, donde se llevó a cabo un acto.

Lucas Ciarroca, hermano de Nahuel, dijo en los micrófonos de Radio 2 que les “ha dado un poco de tranquilidad” la detención del presunto homicida efectuada en la tarde de ayer. “A pesar de que no se puede hacer nada con respecto a mi hermano, por lo menos sabemos que a uno lo agarraron y eso da tranquilidad, pensar que de a poco se va a haciendo justicia y que esté en la cárcel cumpliendo lo que tiene que cumplir”, manifestó.

Noticias relacionadas