Un mundo de sensaciones en Rosario por la visita de Mauricio Macri

|| Locales
Compartir

La ciudad estará convulsionada. Mucho vallado, gran operativo policial, movilizaciones que sólo llegarán hasta la mitad de la Plaza San Martín, dudas sobre el itinerario, reclamos, apoyo. Todo en un solo día y en tan sólo un par de horas. Así se vive la llegada del Jefe de Estado.

El presidente Mauricio Macri hará su primera visita oficial a Rosario para inaugurar el ciclo lectivo de la Facultad de Derecho. La ciudad está convulsionada y hay sentimientos encontrados para su llegada. Muchos operativos policiales lo custodiarán, hay un gran vallado en la Plaza San Martín, distintas organizaciones sociales y políticas se harán escuchar, otros irán a apoyarlo, cortes de tránsito en varios sectores de la ciudad y el caos dirá presente en las calles rosarinas.

Macri llegará a la ciudad en avión hasta Fisherton, luego viajará en helicóptero hasta la plataforma de Prefectura Naval Argentina. El resto del itinerario lo realizará en autos de la flota presidencial. Si no sale del protocolo, llegará a la Facultad para dar inicio al ciclo lectivo y luego se subirá al vehículo oficial para llegar a la Bolsa de Comercio.

El operativo policial se definió ayer a última hora. Habrá alrededor de 700 efectivos. Unos 300 policías de la Provincia estarán a cargo del recorrido por las calles hasta llegar a la Facultad de Derecho y luego a la Bolsa de Comercio. También contarán con la presencia de 350 gendarmes y 50 agentes de la Prefectura.

Cabe recordar que muchas son las organizaciones que se manifestarán en contra de las medidas tomadas por el gobierno. Reclamarán por los despidos que se viene  generando en estos 90 días de gobierno, también levantarán su voz por las medidas económicas y la inflación que se come los salarios de los trabajadores. Además docentes nucleados en COAD aseguraron que pedirán por la reivindicación de la educación Pública.

Pero estos reclamos no pasarán más allá de la mitad de la Plaza San Martín porque desde ayer hay un vallado que parte al espacio en dos. Es decir que el contacto con el Presidente será bastante alejado. La recomendación es evitar la zona de Rioja, Córdoba, Santa Fe y Urquiza porque el caos vehícular será bastante complejo. Además en Oroño y Córdoba desde temprano se encuentran integrantes del PTS cortando esa intersección.

Tal como hay sectores que reclaman por las medidas tomadas por el Gobierno, otros llaman a acompañar la visita con banderas de Argentina y mostrar una cara más pacífica.