Un dolor de cabeza: a la inflación, no hay remedio que la cure

|| Locales
Compartir

Desde el Sindicato Empleados de Comercio de Rosario denuncian aumentos de hasta el 176 por ciento en algunos medicamentos. Se compararon precios de noviembre de 2015 con respecto a los de enero de 2016.

Todo aumentó, la inflación sigue trepándose hasta las nubes, pero hay productos que son irremplazables y que tarde o temprano en el día a día termina afectando el bolsillo de las personas. No se puede negar un medicamento; y que algunos de ellos hayan tenido una suba de casi un 176 por ciento, es un dolor de cabeza para más de uno.

Según un relevamiento que realizó el Sindicato Empleados de Comercio de Rosario, en pocos meses hubo remedios que aumentaron hasta el 176%. Han elaborado un informe en el marco de su política en defensa del bolsillo de los trabajadores, en particular, y de todos los argentinos en general.

En este caso, el trabajo se basó en analizar la abusiva variación de precios que se registra en el rubro Medicamentos, comparando el precio que algunos tenían en noviembre de 2015 con el que registraron en enero de 2016.

Los mayores aumentos se dieron en: Aspirinetas (blíster x 14 unidades) con un aumento del 176 por ciento; Bayaspirina (blíster x 10 unidades), 90 por ciento de incremento acumulado; Cafiaspirina (por 10 comprimidos),  81.5% de aumento; Buscapina (por 3 comprimidos), con un 74 por ciento y Atenolol 50 (por 28 comprimidos) 50% de incremento acumulado;

Desde el propio sindicato aseguran que “a esta inflación no hay remedio que la cure”. Lanzaron el comunicado con el objetivo de  buscar la forma de defender los derechos y de “decirle no al saqueo”.

Con esos números, lamentablemente, la expresión popular se hace realidad: es peor el remedio que la enfermedad.

Noticias relacionadas