Un día de furia: destruyó un banco porque le retuvieron la tarjeta

|| País
Compartir

Cuando el plástico fue retenido por el cajero automático, el hombre destrozó vidrios y cables telefónicos de una sucursal del banco Itaú, en el barrio porteño de Belgrano. Quedó imputado por la Fiscalía de Buenos Aires.

La película Un día de furia, interpretada por Michael Douglas, retrata el periplo violento del protagonista por las calles de una gran ciudad. En esta ocasión, esa trama se podría trasladar a lo que pasó en la sucursal del Banco Itaú, en el barrio de Belgrano, donde un hombre destrozó vidrios y cables de la entidad bancaria por el solo hecho de que el cajero le retuvo la tarjeta de débito.

El hecho ocurrió a las 21.30 del 24 de marzo pasado en avenida Cabildo al 3700, en el barrio porteño de Belgrano. Al percatarse de que la tarjeta fue retenida por el cajero automático, el hombre desató su furia contra todo lo que encontró a su paso. En las imágenes se ve como rompe los vidrios del habitáculo, ingresando a la parte de atención al cliente, donde embistió contra todo lo que se interpuso en su camino.

Por el hecho el hombre fue imputado por Fiscalía N° 6 de la Unidad Fiscal Norte, que dispuso la detención del autor de los desmanes.

Noticias relacionadas