Un dato que alarma: en 2017 cerró una estación de servicio cada cinco días

|| País
Compartir

Los precios de los combustibles aumentan sin parar y los usuarios a su vez deciden caminar más o utilizar transporte público para poder ahorrar. Esos factores hicieron que los más perjudicados sean los trabajadores de estos locales.

El negocio del despacho de naftas, gasoil y GNC sigue en picada. El Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren actualizó este lunes el registro oficial de estaciones de servicio habilitadas en todo el país. Según el Listado de Operadores Autorizados, hoy funcionan 4.909 establecimientos en la Argentina, unos 52 menos que en mayo de 2017. En esos 260 días transcurridos cerró una empresa cada cinco días.

Los datos de Aranguren revelados por Surtidores reflejan que todavía siguen en pie 3.102 estaciones que solo despachan naftas y gasoil; unas 565 que venden exclusivamente GNC, y unas 1.242 que ofrecen ambos combustibles.(RosarioNoticias.info/Minutouno)

Noticias relacionadas