Un clásico empate

|| Deportes
Compartir

Los pibes de Newell´s y Central igualaron sin goles en el Coloso. El local insinuó algo más, pero careció de claridad. La nota desagradable la dieron los barras leprosos. Corridas y enfrentamientos demoraron el inicio de la segunda parte.

En un mediocre partido de trámite parejo los equipos de reserva de Newell´s y Central igualaron sin goles en el Coloso del Parque por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Santa Fe. El encuentro tuvo varias interrupciones en el juego y un entre tiempo que se prolongó más de lo debido. Todo como consecuencia de corridas que se produjeron en la popular que da espaldas al hipódromo donde se ubica la barra hoy acéfala y en plena disputa por su liderazgo.

El encuentro fue mal jugado y con pocas acciones de riesgo para los arcos. Sobre el final de la primera parte el visitante se quedó con un hombre menos por la expulsión Martincih. El equipo dirigido tácticamente por Vojvoda nunca pudo hacer sentir esa supremacía. Tuvo la pelota todo el segundo tiempo, pero nunca logró hilvanar una jugada de riesgo.

La nota desagradable de la jornada la volvieron a dar los barras leprosos. Pese a los 700 efectivos policiales destinados a la seguridad, no se pudieron evitar las peleas, corridas y hasta la exhibición de un arma de fuego dentro de la tribuna baja que da al hipódromo.

El final de la historia de esta instancia de la Copa Santa Fe se empezará a escribir el próximo en el Gigante de Arroyito, cuando los reservistas canallas y leprosos vuelvan a encontrarse.

Noticias relacionadas