Triaca se negó a recibir a trabajadores suspendidos de General Motors

|| Locales
Compartir

Acompañados por el concejal Comi y la diputada nacional Josefina González, viajaron a la ciudad de Buenos Aires con la esperanza de tomar contacto con el ministro de Trabajo. Sin embargo, apenas lograron que funcionarios de segunda línea se reunieran con el edil y la legisladora. El resultado del encuentro tuvo un saldo altamente negativo.

Acompañados por el concejal Carlos Comi y la diputada nacional Josefina González del Frente Para la Victoria, un grupo de los 350 trabajadores suspendidos de General Motors viajó este jueves a la ciudad de Buenos Aires con la esperanza de ser recibidos por el ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca, encuentro que finalmente no se produjo. A duras penas funcionarios de segunda línea mantuvieron un breve contacto con el edil y la legisladora nacional.

En ese diálogo, tanto Comi como González les explicaron que “el único diálogo posible era con era con los representantes directos de los trabajadores pero esta moción fue rechazada por funcionarios que representaron al ministro Triaca en la reunión”, explicaron. 

Además, los funcionarios descartaron de plano una intervención del Gobierno nacional para que los 350 trabajadores vuelvan de inmediato a sus puestos al sostener que “el acuerdo ha sido suscripto por Smata nacional, Smata local y la mayoría de los delegados de la planta”.

Por último, Comi informó que le solicitó al Ministro de Trabajo de la provincia de Santa Fe, Julio Genesini, que el ministerio que él dirige realice una constatación de los daños e incapacidades sufridas por los trabajadores despedidos a consecuencia de sus tareas, a fin de que les sirva como elemento de eventuales acciones legales futuras contra la empresa.

Noticias relacionadas