Tras el último adiós al taxista se reanudó el servicio

|| Locales
Compartir

Los familiares y colegas de Eduardo Piris despidieron sus restos en la sala velatoria de calle Salta al 3000. Partió el cortejo fúnebre hacia el Cementerio La Piedad y luego los choferes retomaron sus actividades en las calles rosarinas.

El último adiós a Eduardo Piris fue duro, tanto para los familiares y amigos de la víctima, como así también para los compañeros de trabajo que saben que de seguir esta situación de inseguridad en las calles mañana les puede tocar a cualquiera de ellos. El velatorio fue en calle Salta al 3000 y pasadas las 9 partió el cortejo fúnebre hacia el Cementerio La Piedad, para su descanso definitivo. Tras acompañar a la familia en este duro momento, los choferes volvieron a sus tareas.

El cortejo fúnebre partió poco después de las 9 desde la casa velatoria de Salta al 3000 hacia el Cementerio La Piedad, donde se realizó el sepelio del taxista. Poco después de las 10 comenzaron a circular los taxis por toda la ciudad, tras un paro de más de 30 horas que llevaron a cabo en repudio del asesinato de Piris.

Ayer los representantes de los taxistas mantuvieron un encuentro con las autoridades municipales y provinciales donde le plantaron la necesidad de aplicar mejores medidas para cuidar la vida de los choferes. Hubo quejas contra políticos, policías y jueces.

Noticias relacionadas

Etiquetas

Taxis Velatorio Robo Paro