Tras el audio de CFK, el ex titular de la AFI aclaró qué quiso decir con “apretar”

|| País
Compartir

Los nuevos audios que trascendieron entre la ex Presidenta y Oscar Parrilli trajeron cola. El periodista Luis Majul difundió las escuchas y el mismo Parrilli manifestó que lo que solicitaba la ex Jefa de Estado era “exigirles a los jueces que investiguen a Stiuso”.

Aparecieron nuevas escuchas entre la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex titular de la Side. Oscar Parrilli. Las mismas fueron dadas a conocer en el programa de Luis Majul, en “La Cornisa”, donde la mandataria dice que "hay que salir a apretar a los jueces". Ante este audio, Parrilli salió a aclarar las cosas y manifestó que lo que CFK quería era “exigirles a los jueces que investiguen a Stiuso”.

La polémica declaración se produjo en julio del año pasado, después de que el exespía Antonio Stiuso diera una entrevista que desató la ira de la exmandataria. Es la segunda vez que surge una escucha de estas características, ya en enero pasado se dio a conocer un audio en el que Cristina Kirchner, tras saludar a Parrilli diciéndole "Soy yo, Cristina, pelotudo", se preguntaba "¿A quién le armamos carpetazos nosotros?".

Las escuchas telefónicas pertenecen a la causa que siguen el juez Rodolfo Canicoba Corral y el fiscal Federico Delgado a partir de una denuncia del fiscal Guillermo Marijuán por las supuestas "carpetas" que armaba Stiuso.

Este lunes Parrilli aclaró en Radio Rivadavia: “Cuando Cristina dice `apretar´ es exigirles a los jueces que investiguen a Stiuso”. Manifestó que Cristina es víctima de una “campaña mediática de desprestigio”.

“Cuando ella (por la ex presidenta) dice `apretar´ es hacer lo que siempre hicimos, que es reclamar y exigirles a los jueces que investiguen a (Jaime) Stiuso, que es lo que estábamos conversando”, aclaró el ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Además denunció que este tipo de escuchas no tendría que darse a conocer porque forman parte de una causa: “Se sigue cometiendo un delito que es la filtración de las comunicaciones. No es que lo cometen los periodistas, sino que los delincuentes son los que han dejado trascender estas escuchas”.

Noticias relacionadas