Trapitos cotizados: cobraban hasta 200 pesos en la zona del Gigante

|| Locales
Compartir

Hubo varios controles municipales, pero al parecer no fueron suficientes. Los fanáticos de los Guns N' Roses que fueron al estadio de Rosario Central en auto tuvieron que abonar ese monto para que “cuiden” sus vehículos.

Los trapitos manejaron las tarifas del estacionamiento en las inmediaciones del estadio de Rosario Central a gusto y piaccere. Algunos cobraron hasta 200 pesos por vehículo. Los fanáticos de los Guns N' Roses no sólo tuvieron que abonar entradas saladitas sino que a la hora de ir al show también desembolsaron dinero. Supuestamente la Municipalidad tomó cartas en el asunto pero no fueron las suficientes para evitar esta maniobra.

La Municipalidad organizó una serie de controles e incluso instó a los automovilistas a no dejarse extorsionar. Pero, muchos rosarinos, ante el miedo de regresar del show y encontrar su auto con algunos inconvenientes, optaron por pagar lo que exigían.

Noticias relacionadas