Tragedia de calle Salta: familiares se encadenaron frente a Litoral Gas

|| Locales
Compartir

Se trata de Marcela Nissoria y Claudia Laguia. Piden una definición en cuanto a la fecha de inicio del juicio. Además, cuestionaron una nueva autorización para salir del país a uno de los imputados que es además el esposo de la ministra Balagué.

Familiares de las víctimas de la tragedia de calle Salta 2141 decidieron encadenarse este lunes en las puertas de la empresa Litoral Gas de calle Mitre al 600 para pedir una definición en cuanto a la fecha de inicio del juicio. Aseguran que los abogados de la prestadora llevan adelante medidas dilatorias. Además, cuestionaron que se le haya otorgado el segundo permiso para salir del país a Claudio Tonucci, jefe de Mantenimiento de Redes y esposo de la ministra de Educación de la provincia Claudia Balagué.

“Ya estamos cansados de esperar que haya fecha de juicio, llevamos casi 39 meses esperando. Así como estamos encadenados acá, estamos encadenados en nuestras vidas presos de esta gente que sigue trabajando como si nada hubiera pasado”, manifestó Marcela Nissoria, una de las mujeres que decidió encadenarse en la puerta de la empresa.

En declaraciones a LT8, Nissoria mostró su indignación por el permiso otorgado al responsable de mantenimiento de redes de la empresa para salir del país. “El señor Tonucci, imputado en la causa, va a viajar al exterior con la ministra Balagué, su esposa. Es el segundo permiso que le dan, pero además de eso le sacaron los embargos”, cuestionó.

“Estamos cansados que jueguen con el dolor, con el desgaste, con el tiempo. No soportamos más tanto dolor y tanta presión, necesitamos juicio para lograr paz y necesitamos paz para empezar a volver a vivir”.

Nissoria contó que decidieron encadenarse para que la sociedad sepa cómo está la causa, sepa cómo proceden los jueces, sepa el lugar que tienen las víctimas en los procesos judiciales, donde “lejos de ser atendidos estamos siendo descuidados por el Estado”.

A Marcela la acompaña Claudia Laguia, mamá de Santiago. Ambas prometieron permanecer allí el tiempo que puedan hasta que todo el mundo se entere de la situación por la que están atravesando. “Queremos que los tres poderes tomen nota de lo que nos está pasando”.

 

Noticias relacionadas