Toniolli: “Lifschitz rompió con el discurso único”

|| Locales
Compartir

El concejal electo del FpV se mostró hoy sorprendido por las palabras del actual senador provincial quien había minimizado los datos que dan cuenta de una baja en la cantidad de crímenes en Santa Fe. Además, rechazó la idea de que el Jefe de la Policía sea elegido por la Legislatura.

El concejal electo por el Frente para la Victoria (FpV), Eduardo Toniolli, dijo hoy estar sorprendido por las declaraciones de Miguel Lifschitz respecto a la baja del 22 por ciento en los de los índices de homicidios en la provincia de Santa Fe. El socialista había manifestado que se trata solamente de datos estadísticos que él no hubiera dado a conocer ya que la percepción que tiene la ciudadanía en materia de inseguridad es muy distinta. En ese marco, el actual diputado provincial sostuvo que “esos dichos rompen con el discurso único del Frente Progresista”.

“Me sorprendieron sus palabras, rompe con el discurso único del Frente Progresista. Coincido que con son datos que pueden ser verdaderos, pero no hacen a la solución del problema y además la gente no cree en ellos”, dijo Toniolli a radio Universidad de Rosario.

El dirigente peronista también reconoció que no puede culparse al Ejecutivo de las bajísimas tasas de esclarecimiento de homicidios que existen en toda la provincia, eso es responsabilidad del poder judicial. “También es cierto que la Policía, auxiliar de la Justicia depende del Gobernador. Todo este engranaje termina generando un círculo vicioso”.

Consultado sobre la idea lanzada por Lifchitiz para que el nuevo Jefe de Policía sea elegido a través de un acuerdo legislativo, Toniolli se mostró totalmente en contra. “Sería un grave error. Esa es una idea que en su momento echó a rodar el Pro. Si esto sucede va a tener más poder el jefe de la fuerza que el ministro de Seguridad porque para echarlo habrá que buscar un acuerdo en ambas Cámaras”.

Sobre este tema recordó que existe un “penoso” antecedente con la bonaerense. “En algún momento en provincia de Buenos Aires la elección se hizo de ese modo. ¿Saben cómo terminó? Con los jefes policiales haciendo lobby para ser elegidos o no ser desplazados de su cargo”.