Toniolli asegura que “se ataca a los empleados públicos para condicionar paritarias”

|| Locales
Compartir

El concejal justicialista manifestó que no es verdad la diferencia monetaria que hay entre los sueldo percibidos por el sector privado en comparación con los públicos. Dio su apoyo al Sindicato de Trabajadores Municipales.

En el marco del debate abierto entre el Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario y la Fundación Apertura, en torno a la diferencia entre remuneraciones de empleados públicos y privados, el concejal justicialista Eduardo Toniolli salió en apoyo del primero, haciendo público un informe de la Fundación Igualar que muestra una diferencia mucho menor entre ambos salarios. Además reivindicando "un Estado que pueda ser evaluado por la población en función de los servicios que presta y los derechos que garantiza, y no en base a criterios de 'productividad', terminología de peligrosa adaptación al ámbito de lo público".

Toniolli señaló que el informe realizado por la Fundación Apertura "cuenta con un sesgo fundamental que surge de confundir el costo laboral con el sueldo bruto de los trabajadores, eso deriva en la sobrestimación del promedio salarial tanto de empleados públicos como privados". En tanto, agregó que "si se hace el cálculo como corresponde, es decir sobre el salario neto de los trabajadores, y si además se pondera correctamente la jornada laboral de los empleados municipales, la diferencia entre el salario público y el privado es del 33%, muy lejos del 74% que sugiere el informe, y del 90% que instala este grupo de presión como gran título, con el sólo objetivo de generar una mirada distorsionada en la opinión pública, coincidiendo casualmente con la brutal ofensiva del Estado nacional y del poder económico concentrado contra los trabajadores públicos, que no es más que una forma de justificar el desguace estatal".

"El estudio no considera a los estatales contratados, lo que bajaría en mucho el promedio salarial del sector, y por otro lado el mismo autor del informe, el Contador Hernández, asume que el sueldo del empleado privado aparece subestimado, porque una parte de su ingreso (que estima en un 20%) se abona en negro para evitar las cargas sociales”, explicó. Y concluyó: "De tenerse en cuenta ambos factores, el cálculo de la brecha salarial entre los dos ámbitos se achicaría muchísimo más".

El edil planteó una mirada "en la que la calidad del empleo público sí es importante”. “Creemos que un Estado debe evaluarse en función de los derechos que garantiza, de su presencia a la hora de regular y corregir desequilibrios de nuestra vida económica, y de los servicios que presta a nuestro pueblo, y no puede pensarse ninguna de esas políticas públicas sin los trabajadores estatales que le dan vida", finalizó.

Noticias relacionadas