Tiempo de vacas flacas: tamberos santafesinos trabajan "a pérdida”

|| Locales
Compartir

El presidente de la Federación de Centros Tamberos (Fecet), Gustavo Colombero, aseguró que si “no hay una recomposición de precios” piensa “seriamente” en dedicarse a otra cosa. Recalcó que están “lejos de cubrir los costos de producción”. Hoy en Santa Fe, sólo quedan 3800 tambos. Los números, alarman.

La lecha cada vez más cara en las góndolas de los supermercados y los lecheros cada vez ganan menos. Algunos números no dan y esa es la triste realidad de un sector en Santa Fe que poco a poco va perdiendo peso. El presidente de la Federación de Centros Tamberos (Fecet), Gustavo Colombero, manifestó a RosarioNoticias.info que “si no mejora rápidamente el precio y las reglas  de juego, puede que en poco tiempo haya una caída importante en cuanto al número de tambos” que hay en la Provincia. Manifestó que desde la última crisis en 2008, se redujeron de 22 mil a 3800.

Teniendo en cuenta las declaraciones del vicepresidente de la Unión General de Tamberos de la República Argentina, Guillermo Draletti, a Radio10 esta mañana, donde aseguró que a raíz de la crisis que vive el sector  se “cierre un establecimiento por día en el país", RosarioNoticias.info consultó a Colombero qué es lo que sucede en Santa Fe. “Acá está más tranquilo en función de que los tambos chicos y medianos, lamentablemente, en la última crisis 2008 ya desaparecieron. Pero de los 22 mil que teníamos, hoy están quedando 3800”, señaló Colombero.

El panorama no es para nada alentador ya que “si no mejora rápidamente el precio y las reglas de juego puede que en poco tiempo haya una caída importante en cuanto al número de tambos”. Manifestó que desde el sector hubo buena predisposición y le dieron “crédito” en las reuniones de las cuales formaron parte junto al Subsecretario de Lechería, al Ministro de Producción de la Provincia. Pero en ese momento ya adelantaron que “el sector no da para más”. Además confesó a este portal: “En lo personal, le avisé a los dirigentes que si en 90 o 120 días no hay una recomposición de precios, estoy pensando seriamente en dedicarme a otra cosa”.

“Hoy producir leche en Santa Fe está muy cerca de los cuatro pesos, o sea que estamos con un precio de quebranto, estamos trabajando a pérdida y por más que se anunciaron los 40 centavos para llegar a los tres pesos seguimos lejos de cubrir los costos de producción”, señaló Colombero.  “Después de esos 3.80 que cobrábamos entramos en caída libre. No solamente bajó el precio a 2.40 sino que aumentaron los insumos y eso complicó mucho la situación”, relató el titular de Fecet.

Por último fue muy gráfico a la hora de evaluar qué es lo que pasa en las góndolas cuando los consumidores pagan casi ocho veces más el valor de venta. “Esa es la famosa distorsión donde alguien se está quedando con la parte del león.  Nosotros tenemos claro que no somos, la vendemos a 2.40 y llega a 20 pesos o más.  En la cadena está la comercialización la industria, el transporte y está el Estado que se llevaba una parte”, culminó.

Noticias relacionadas