Solicitan una tarifa social de servicios básicos para inquilinos

|| Locales
Compartir

El proyecto es del edil peronista Eduardo Toniolli. La propuesta encomienda al Ejecutivo gestionar ante las empresas de servicios una tarifa diferencial para inquilinos de viviendas particulares, frente al alza de los alquileres y los tarifazos.

El Concejo aprobó un decreto del edil Eduardo Toniolli, que encomienda al Ejecutivo la gestión ante la EPE, Litoral Gas y Aguas Santafesinas de una tarifa social para inquilinos de viviendas particulares. La iniciativa acompaña una campaña nacional impulsada por colectivos de inquilinos y asociaciones de usuarios y consumidores, frente al alza de los alquileres y el aumento desmedido de las tarifas de los servicios públicos.

En su intervención en el recinto, el edil peronista señaló que la propuesta “apunta a generar facilidades en el pago y una rebaja sustancial en las tarifas de los servicios básicos para inquilinos de casas particulares, cuyo costo de alquiler sea menor a ocho mil pesos, para quienes el monto del mismo represente más de un 30% de sus ingresos, y cuyo núcleo familiar tenga ingresos menores a tres salarios mínimos vitales y móviles”, en la medida que, agregó, “en los último meses, no solo aumentaron los servicios fruto del brutal tarifazo que intenta implementar el gobierno nacional, sino también los alquileres”.

“Rosario, la ciudad del boom inmobiliario, es paradójicamente - según la última Encuesta Permanente de Hogares – la segunda ciudad del país en porcentaje de inquilinos, que llegan al 19% de sus habitantes”, señaló Toniolli, y detalló los inconvenientes a los que se enfrentan quienes deben alquilar: “a todos los requisitos que exige una inmobiliaria (comisiones, dos o tres garantías propietarias o de sueldos, sellados de contratos), se le suman los altos costos de los alquileres – que en el caso de departamentos estándar de entre 2 y 3 dormitorios alcanzan los $6500 promedio -, y el costo de los servicios de agua, luz y gas; montos que acumulados sobrepasan por lejos el sueldo mínimo, vital y móvil”.

Por último, Toniolli volvió a la carga en la exigencia para que “las autoridades municipales y provinciales se pongan al frente del reclamo ante la Nación por tarifazos que son una verdadera bomba atómica contra la actividad económica en general, y contra la economía familiar de los trabajadores en particular”, y agregó: “desde la multisectorial contra los tarifazos venimos pidiendo un gesto de valentía política de Lifschitz y de Fein, y que – como otros gobernadores e intendentes, de distintos distritos y de los más variados signos políticos – se hagan eco del clamor de múltiples actores económicos y sociales frente a la brutal embestida de Aranguren y de Macri”.

Noticias relacionadas