Si no lo comés, te lo llevás: entregarán a clientes los alimentos no consumidos

|| Locales
Compartir

Con el objetivo de reducir los volúmenes de desperdicios, los locales gastronómicos deberán entregar a sus comensales el sobrante en envases reciclables, reciclados y/o reutilizables. Los ediles Sebastián Chale y  Enrique Estévez fueron los mentores de este proyecto.

El Concejo Municipal aprobó ayer un proyecto de los concejales Sebastián Chale y  Enrique Estévez para garantizar que los locales gastronómicos pongan a disposición de los clientes los alimentos que no hayan sido consumidos en el local. "Es necesario concientizar a la ciudadanía sobre la importancia de que los alimentos sean consumidos y no se conviertan en desperdicios. Hoy la cantidad de alimentos desperdiciados aún aptos para consumo humano asciende al 15% en América Latina y 30% a nivel mundial, de los cuales un 28% es desperdiciado en la etapa de consumo", indicaron los autores del proyecto.

El proyecto apunta a minimizar los volúmenes de desperdicios, concientizando a empresarios gastronómicos y clientes. En nuestra ciudad se produce un promedio de 1 kilo de basura por habitante por día. Los establecimientos deberán brindar los alimentos sobrantes en envases reciclables, reciclados y/o reutilizables.

Chale indicó que "el desperdicio de alimentos es un gran problema en la actualidad, pero también una oportunidad para generar conciencia social y ecológica sobre el consumo sustentable y el cuidado del medio ambiente”. “Es necesario introducir un cambio de hábito respecto de la compra, consumo y  utilización de los alimentos y sus desperdicios, a la vez de promover el uso de productos que aseguren su posterior reutilización y/o reciclado", explicó el edil.

Estévez por su parte recordó la ordenanza "Basura Cero" aprobada en 2008: "Esta normativa reconoce la importancia de adoptar el concepto Basura Cero, previsto en el Plan de Máxima Reducción elaborado por el Ejecutivo Municipal estableciendo un cronograma de reducción progresiva de residuos depositados en rellenos sanitarios. En dicho plan se fijó la meta de llegar al año 2020 sin enterrar en los rellenos sanitarios materiales que sean reciclables o aprovechables, incluyendo los residuos orgánicos".

La iniciativa, que también cuenta con la firma de María Eugenia Schmuck, Horacio Ghirardi y Verónica Irizar, indica que en Rosario se produce en promedio 1 kilo de basura por habitante por día, lo que al final del año da un total de aproximadamente 300.000 toneladas de residuos.

Así, la ordenanza establece que los establecimientos gastronómicos, tales como bares, restaurantes, confiterías y pizzerías, deberán brindar a los clientes los alimentos no consumidos, debiendo incorporar en todas las cartas de menú, leyendas explícitas que pongan en conocimiento esta opción, dando aviso que según ordenanza se sugiere la práctica de retirar los alimentos no consumidos para que los mismos no sean desechados. Asimismo, los recipientes que utilice el establecimiento serán envases reciclables, reciclados y/o reutilizables, aptos para uso alimentario, que permitan mantenerlos protegidos y en condiciones higiénicas.

Noticias relacionadas