Semino está de acuerdo en modificar la ley jubilatoria

|| País
Compartir

El defensor de la Tercera Edad pidió un “gran debate social y político”. Exigió que la discusión incluya la reforma tributaria. Pese a su apoyo, dejó en claro que antes de pensar en una modificación es necesario un aumento de emergencia de 9 mil pesos.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, se mostró a favor de modificar la ley de jubilaciones, tal como propone el Gobierno nacional. Sin embargo, expresó que debe darse un debate en el que participen todos los actores y en el que se discuta básicamente la financiación del sistema. Pero antes de discutir una nueva normativa sostuvo que es necesario dar un aumento de emergencia a todos los pasivos que perciben el haber mínimo. Ese incremento “no puede estar por debajo de los 9 mil pesos”.

Semino sostuvo que hay una superposición en la normativa ya que todavía sigue vigente la ley de las AFJP, es que el kirchnerismo la modificó, pero no la derogó.  “Las AFJP ya no existen, pero cuando nos jubilamos lo hacemos por la normativa que les dio origen”.

“Hace falta una reforma, pero la misma no puede partir de una mera iniciativa de un sector, sino que hace falta un gran debate a nivel social y político porque si no seguimos haciendo reformas que en la Argentina duran 15 días y que se superponen con otras leyes. Así un día se liquidó el sistema, otro día vino el espantoso negocio de los bancos con las AFJP y así sucesivamente”.

En diálogo con RosarioNoticias.info, Semino opinó que la reforma no solamente debe incluir al sistema jubilatorio, sino también un reordenamiento tributario. Para el especialista es vital rever el tema impositivo ya que la Anses se financia en un 50% a través de los tributos.

“Acá lo importante es discutir la financiación del sistema y junto con eso se impone una reforma en el sistema tributario nacional. No puede ser que hoy el impuesto más regresivo que existe que es el IVA financie mayoritariamente al sistema y que rentas como la financiera, el juego, la minera no aporten un peso”, se quejó.

Semino destacó la necesidad de trabajar en combatir el trabajo en negro para fortalecer el sistema y evitar futuros inconvenientes para una persona que está en edad de jubilarse y no cuenta con los aportes correspondientes. Sin embargo, descartó que un blanqueo total del sistema laboral alcance para financiar la Anses.

“Hoy el financiamiento es mixto, el 50% lo genera el trabajo y el 50% restante lo generan los impuestos. No puede haber un sistema sustentable con los jubilados bancándose asimismo a través del consumo o que esté sostenido en el consumo de los más pobres”, indicó.

Para Semino el debate se pasa por el costado porque entiende que nadie quiere impulsar una reforma tributaria en serio.

Pese a su postura favorable a un cambio en la ley jubilatoria, Semino sostuvo que antes de iniciar cualquier debate es necesario mejorarle la calidad de vida a los pasivos que perciben la jubilación mínima. “Todo esto se puede empezar a discutir a partir de llevar a una mejora de emergencia a los que hoy están sumergidos”.

“Vale un aumento de emergencia que lleve el haber a una canasta de jubilados que no es menos de 9 mil pesos y después sí discutir el tema con un debate abierto a la sociedad para evitar que termine siendo una enmienda más que no sirvieron para nada, solo para generar más juicios y engordar abogados”, concluyó.