Según el Sindicato AEC, alrededor del 98% de los comercios cerró sus puertas

|| País
Compartir

Tal como lo revelaron mediante un comunicado el acatamiento de la medida de fuerza fue casi total. Hasta las 12 de este martes, las persianas de los locales permanecen bajas.

Desde las 12 del lunes 18 de diciembre, el Sindicato de Empleados de Comercio dispuso un cese total de actividades, en defensa de los compañeros jubilados y en contra de la reforma previsional, que perjudica a los  mayores y, como contrapartida, beneficia a los grupos que concentran el poder económico en la Argentina. El paro impactó fuertemente en los comercios, sobre todos grandes y medianos, donde el ausentismo llegó a alrededor del 98 por ciento.

En una recorrida por distintos sectores geográficos de la ciudad, se pudo comprobar que las grandes superficies comerciales (shoppings, cadenas nacionales e internacionales de supermercados, etc.), habían cerrado sus puertas y no hubo atención al público. Lo mismo ocurrió en grandes tiendas como Falabella, y en las principales casas de venta de electrodomésticos.

En la zona céntrica la actividad fue casi nula a partir del mediodía y, salvo algunos bares que permanecieron abiertos, el resto de los negocios bajó sus persianas. En los barrios la actividad estuvo circunscripta a los negocios más tradicionales como granjas, almacenes y otros similares.

Una vez más, los compañeros trabajadores mercantiles salieron a la calle a decirle “no a los atropellos de este gobierno nacional que representa a los intereses que están en contra del pueblo”, según revela el comunicado. Y agregaron: “Una vez más el Sindicato Empleados de Comercio de Rosario se constituyó en la nave insignia de un reclamo genuino”.

Noticias relacionadas