Secuestran un arsenal en una vivienda de barrio Bella Vista

|| Locales
Compartir

Fueron incautadas 19 armas de distinto calibre y hasta una bomba. Se presume que eran “alquiladas” a delincuentes para cometer ilícitos. Los operativos fueron realizados por la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPyCA).

La policía de Santa Fe realizó esta mañana tres allanamientos en domicilios de la zona sur de Rosario. Dos de los operativos arrojaron resultados positivos, ya que se secuestró un total de 19 armas, que según fuentes de la investigación se alquilaban para cometer delitos. Además, fueron detenidas dos personas y se secuestraron estupefacientes.  

Los operativos fueron realizados por la división sur de Inteligencia de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (DGPyCA).

En Castellanos al 3400, los agentes incautaron $13000, siete pistolas, otras tantas armas largas entre las que figura una ametralladora semiautomática con cargador doble y cañón adaptado de fábrica para uso de silenciador, cuatro revólveres, 270 municiones calibre 9 mm, 45, 22 magnum, 32 y 22. 130 cartuchos, calibre 14, 16, 24, 36, un handy con frecuencia del Comando Radioeléctrico y dos bolsas que contenían cerca de un kilogramo de pasta base, por lo que se dio aviso al fuero Federal.

Se estima que por la pureza de la droga, se puede llegar a alcanzar los 5 kg para dividir en pequeñas dosis para la venta. Allí se detuvo a Leandro N, de 35 años, quien quedó a disposición del Juzgado Federal 3 y la Justicia Provincial.

En una segunda casa allanada en pasaje Arias al 3100, en la zona de Veramujica al 4000, los agentes hallaron un rifle y una bomba aérea fuera de circulación. En este caso se solicitó la colaboración de la brigada de Explosivos de la URII como precaución. Además,  se detuvo a Jorge L, de 30 años, quien quedó también a disposición de la Justicia provincial, ambos incomunicados por orden judicial.

"Llegamos hasta estos domicilios por dichos de personas que nos hicieron llegar el dato”,  sostuvo el comisario Alejandro Druetta, jefe de la división sur de Investigaciones de la DGPyCA. Y agregó: “Al avanzar en las pesquisas pudimos corroborar que la información que nos había llegado tenía asidero por lo que trabajamos con la Fiscalía de Flagrancia de rosario para reunir los elementos suficientes para que se autorice el procedimiento".

A las 5 de la mañana de hoy, el Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (G.I.R.I) se concentró en el punto de encuentro asignado y sobre las 7 de la mañana franqueó los accesos a los agentes de la DGPyCA para que realizaran los procedimientos.

"Teníamos la información de las armas y suponemos que estas personas las alquilan a terceros para cometer asaltos, homicidios o a soldaditos para custodia de bunkers. Cuando ingresamos notamos que había dos bolsas conteniendo algo que podría tratarse de pasta base por lo que le dimos parte a la Justicia Federal y le realizamos una primera prueba de reactivo", indicó Druetta para luego añadir: "Lo que encontramos aquí es un arsenal que se utilizaba para delinquir”.

Noticias relacionadas