Se repiten los cuestionamientos al pedido del municipio de tomar deuda

|| Locales
Compartir

La concejala por el Frente para la Victoria Norma López, advirtió que salir a buscar dinero afuera “no cambiará la realidad de los rosarinos como plantea el Ejecutivo”.

El Ejecutivo local envió este jueves al Concejo Municipal el proyecto de endeudamiento. Se trata del mismo que fue rechazado el año pasado con algunas modificaciones. Si bien es prematuro especular sobre la suerte de la solicitud, ya se conocieron las primeras voces que siguen cuestionando la idea de ir a buscar dinero fuera del país. Entre ellas, se destaca la de la concejala por el Frente para la Victoria Norma López, para quien “la toma de deuda no cambiará la realidad de los rosarinos como plantea el Ejecutivo”.

“Lo que debe plantearse Rosario son dos cuestiones fundamentales: si sirve para financiar el desarrollo y si esta estrategia es sustentable de forma de que el reembolso del crédito sea factible. Con respecto al primer punto, no hay dudas en que hay una diferencia mayúscula en tomar un crédito con organismos internacionales como el BID hace años atrás para financiar la construcción del HECA o el CEMAR; o recurrir al mercado para financiar algunas obras que, si bien nadie duda que son necesarias, no cambiarán la realidad de los rosarinos. El Ejecutivo osó poner poda y escamonda, luminarias y limpieza de graffitis en el nuevo mensaje”, cuestionó López

“El hecho de recurrir al mercado y a los tribunales neoyorquinos no es menor. El repago de la deuda es lo que más fuertemente criticamos desde muchos bloques en el Concejo, ya que el modelo macroeconómico planteado por Mauricio Macri de endeudamiento explosivo no es sostenible en el tiempo. En este marco, es muy difícil prever cual será el comportamiento del tipo de cambio y una posible devaluación no sólo implicaría un aumento importantísimo de la carga de los intereses sobre el presupuesto municipal sino que también haría muy difícil devolver los tres pagos del capital por u$s50 millones, lo que convierte a este pedido en un eterno círculo vicioso de toma de deuda”.

“Son 200 millones de dólares y por fuera, los 800 millones de pesos. Sinceramente, nosotros habíamos pedido que el endeudamiento no sea en dólares. Nos estamos endeudando con los mismos que nos someten como país y como sociedad: los fondos buitre. Solicitamos específicamente que la capitalización del Banco Municipal fuera un proyecto separado al endeudamiento general, porque estamos hablando del sostenimiento de un banco del Estado”, concluyó.

Noticias relacionadas