Se prendió fuego un colectivo de Rosario Bus

|| Locales
Compartir

No es la primera vez que una unidad del TUP se incendia. Hubo temor que las llamas alcanzaran a dos comercios de la zona. Diez bomberos trabajaron para contralar la situación. En 2014 la UTA había amenazado con un paro por falta de mantenimiento en las unidades.

Un interno de línea 146 de la empresa Rosario Bus se prendió fuego hoy en la esquina de Juan José Paso y Provincias Unidas. Una dotación de bomberos trabajó durante largo tiempo en el lugar para sofocar el fuego y evitar que las llamas se trasladen a los comercios de la zona, entre ellos una estación de servicios de GNC. Afortunadamente no hay que lamentar víctimas. El colectivo sufrió destrucción total. No es la primera vez que se incendia un micro. En 2014 el gremio había amenazado con un paro por la falta de mantenimiento de las unidades. Dos años después casi nada cambió, sólo la actitud de UTA que ya no reclama.  

Según relató un vecino a las cámaras de Canal 3, el  colectivo estuvo envuelto en llamas por casi una hora hasta que llegaron los bomberos. “Ni un matafuego tenía el chofer que no hacía nada, miraba como se le quemaba el colectivo, ni a los bomberos llamó”, expresó indignado el testigo.

Hubo consternación y preocupación entre los habitantes de la zona porque las llamas alcanzaron gran dimensión poniendo en riesgo una farmacia y una estación de servicios de GNC ubicados a pocos metros de donde se incendió el colectivo.

Nada nuevo

El mal estado de las unidades de colectivos en Rosario se viene poniendo de manifiesto desde  hace tiempo. Ver unidades de la Semtur, de la Mixta, pero sobre todo de Rosario Bus, averiadas por las calles de la ciudad es una constante.

En octubre de 2014 el secretario general de UTA Rosario, Manuel Cornejo, amenazó con realizar un paro de actividades por la falta de mantenimiento en las unidades del Transporte Urbano de Pasajeros lo que había provocado que dos colectivos se prendieran fuego.

"Un día fallan los frenos, otro día tenemos un incendio, hay que cambiar de coche, la gente llega tarde al trabajo y se la agarra con los conductores. Así vamos camino a un conflicto", había denunciado Cornejo.

Pasaron casi dos años de aquella amenaza de paro y lo único que cambió fue la actitud del gremio al que parece ser dejó de preocuparle que los colectivos se sigan rompiendo poniendo en riesgo la vida de los choferes y de los pasajeros.

 

Noticias relacionadas