"Sancor no da para más", lamentó Lifschitz

|| Locales
Compartir

El Gobernador se encuentra reunido en la sede local de Gobernación, junto a miembros de su gabinete y presidentes de comunas e intendentes afectadas por la situación de la empresa láctea. Ratificó la necesidad de un salvataje

El gobernador Miguel junto a miembros de su gabinete y presidentes de comunas e intendentes afectadas por la situación de la empresa láctea Sancor, busca alternativas para lograr el salvataje de los puestos de trabajo de las personas damnificadas. Pidió colaboración al gobierno Nacional.

Miguel Lifschitz, hizo declaraciones a la prensa este mediodía y solicitó al gobierno nacional, a las autoridades de la empresa Sancor y al gremio Atilra, que nuclea a los trabajadores afectados, a encontrar de manera urgente "una solución acordada en el cortísimo plazo" para hacer frente a la crisis de la empresa láctea. Y sentenció: "La situación de Sancor no da para más".

La reunión se lleva a cabo en la sede local de la Gobernación. Allí asistieron varios ministros del gabinete provincial, el titular de la Cámara de Diputados de la Provincia, Antonio Bonfatti, y de intendentes y presidentes de comuna de localidades afectadas por la crisis de una de las empresas lácteas más importantes del país.  

"Y ha habido durante los últimos dos o tres meses intensas negociaciones con el gobierno nacional, con las autoridades de la empresa y con el gremio Atilra para lograr una salida que permita el objetivo que compartimos todos: sostener a una empresa cooperativa con una larga historia y tradición en Santa Fe como es Sancor, y segundo, sostener y mantener los puestos de trabajo. Todos aceptamos que haya una reestructuración de la empresa, pero siempre dentro de ese marco", ahondó.

"Los gobiernos de Santa Fe y Córdoba, las dos provincias más afectadas por la crisis, también manifestamos nuestra predisposición para mediar e intervenir en una solución a la medida de nuestras posibilidades y competencias", afirmó el titular del Poder Ejecutivo provincial. "Lamentablemente, cuando parecía que todo estaba cerrado y eso nos brindaba tranquilidad, en los últimos días las negociaciones se enfriaron, se cortaron, y parece que de nuevo la solución se empieza a alejar”, se lamentó Lifschitz.

Por último, antes de continuar con la reunión, explicó a los periodistas: "Nuestro mensaje de síntesis es un pedido, en primer lugar, al gobierno nacional, a las autoridades de la empresa y al gremio, aunque el que tiene la llave de la solución es el gobierno nacional, de que podamos encontrar una solución acordada en el cortísimo plazo. Se necesita que en este fin de semana haya por lo menos una señal, una acción que marque una solución definitiva para el problema".

Noticias relacionadas