River desaprovechó el hombre de más y empató con Boca

|| Deportes
Compartir

Al igual que lo ocurrido en Rosario , igualaron 0-0 en la Bombonera. Pablo Pérez fue expulsado a los 10 minutos y Fernando Gago debió salir por lesión en el primer tiempo en el conjunto local. No perdían ni ganaban nada con este partido. Los dos ya piensan en los octavos de la Copa.

En el segundo Superclásico del torneo, válido por la fecha 12, Boca y River no se sacaron diferencias y empataron 0-0 en la Bombonera. Fue el mismo resultado que se había registrado en el primer encuentro entre ambos, aquella vez disputado en el estadio Monumental.

La primera parte fue atrapante. Situaciones de gol, tarjetas, lesiones y discusiones fueron los condimentos de una etapa en la que, aunque se dividieron la posesión de pelota, en el balance, el local fue algo más.

La primera llegada fue para "El Millonario", con un córner por lo bajo que le quedó a Alario, quien sacó un remate por lo bajo que encontró bien parado al arquero Orion. El local respondería con una pelota al medio de Pavón, que Pabo Pérez no pudo empujar casi abajo del arco.

A los 10' se iba a producir una acción que marcaría el rumbo del juego. Luego de una jugada preparada de tiro libre, Balanta quedó solo frente a Orión, chocó con el arquero y, desde atrás, Pérez le pegó una patada. El árbitro advirtió la acción y expulsó de manera directa al volante de Boca.

Aún con un hombre menos, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se fueron en busca de la apertura del marcador y, por un tramo del encuentro, lograron acorralar a su rival en su área. En una de las jugadas de peligro que logró hilvanar en ese lapso, Carlos Tevez remató al arco, pero Barovero contuvo en dos tiempos.

En el cierre de la etapa, Boca perdió a Fernando Gago, quien debió abandonar la cancha luego de lesionarse en una acción en la que cortó una pelota que tenía a Alario como destino en el área.

En el complemento, la visita no lograba hacer valer el hombre de más y solo se acercaba con peligro a partir de los intentos individuales de D'Alessandro, que obligó constantemente a Orion con sus disparos de media distancia. En uno de ellos, el arquero dio rebote y el ingreso Iván Alonso convirtió, pero la acción fue bien anulada por una posición adelantada del delantero.

El final encontró, sorpresivamente, a Boca más armado, ante un River que nunca encontró la forma de capitalizar el hombre de más. Sin embargo, ninguno supo ser lo suficientemente profundo en sus ataques como para romper el cero. (RosarioNoticias.info/Infobae)

Noticias relacionadas