Reguera: “Lifschitz tendrá que trabajar para sostener los puestos de trabajo”

|| Locales
Compartir

El titular del gremio Aceiteros de San Lorenzo advirtió sobre el impacto negativo de las políticas de reducción y quita de retenciones. Pidió que la Provincia intervenga ante la Nación. En otro orden, adelantó que pedirán un 35% de incremento salarial.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo, Pablo Reguera, advirtió sobre el impacto negativo que están teniendo en todo el Cordón Industrial las políticas de quita y reducción de retenciones que lleva adelante el Gobierno nacional. El sindicalista aseguró que están muy atentos porque no quieren que dentro su gremio se pierdan puestos de trabajos tal como pasó en Ar Zinc. Por eso es que para evitar despidos piden el  compromiso del gobernador Miguel Lifschitz.  

“Está todo muy complicado porque en realidad nadie sabe bien qué está pasando. En materia de producción lo que se avizora para Santa Fe no es nada bueno. El maíz que es la base de los alimentos para los pollos, para los cerdos y para las vacas aumentó un 100%. Hoy en día con la quita de las retenciones, a las empresas les conviene más poner la soja arriba de los barcos que producir maíz o aceite”, advirtió Reguera.

En diálogo con RosarioNoticias.info, el gremialista expresó que la política impulsada por el gobierno nacional los afecta sobremanera. “Es verdad que todavía es todo muy reciente pero si todo sigue así las cosas se van a complicar mucho. Tengamos en cuenta que le levantaron las retenciones a la soja, al maíz y otros cereales, pero no se levantaron al aceite y a la harina. Eso atenta directamente contra la mano de obra”.

Reguera hizo una clara analogía entre lo que puede pasar en el sector aceitero y lo sucedido en la empresa Ar Zinc donde 450 personas se quedaron sin trabajo. “Ni bien el gobierno anunció que quitaba las retenciones a las mineras la empresa cerró la fábrica. Y lo hizo porque como la misma empresa tiene una explotación en el norte del país, ahora le conviene mucho más exportar la materia prima que ponerse a producir”.

La intervención de la Provincia

El titular de los aceiteros hizo un llamado al gobierno de la provincia para que intervenga ante la Nación con el objetivo de reformular aquellas medidas que perjudican a la producción. “Hay que tener en cuenta que desde Arroyo Seco a Timbúes está el 85 por ciento de la producción de aceites y de granos de la República Argentina. Es decir que es un problema exclusivo de Santa Se y el gobernador tendrá que salir a trabajar para sostener los puestos de trabajos”.

También puso el ojo en las inversiones chinas al recordar que capitales orientales se están quedando con porcentajes elevados de empresas aceiteras con el claro objetivo de llevarse la producción de harinas y aceites a ese país.

Por otra parte, Reguera adelantó que irán a las negociaciones paritarias, que comienzan en abril, con “detallado trabajo de costos”. Según expresó, el pedido de incremento que llevará el gremio a las reuniones estará en el 35%.

Noticias relacionadas