Real Madrid tricampeón de la Champions, de la mano de Gareth Bale

|| Deportes
Compartir

El Merengue se consagró tras ganarle 3 a 1 al Liverpool de Jürgen Klopp. El partido fue muy parejo, el Madrid no fue ampliamente superior pero los errores del arquero Loris Karius fueron determinantes en el resultado final. Mohamed Salah se retiró lesionado en el primer tiempo y el equipo inglés nunca recuperó el nivel del primer tramo del partido.

Nuevamente Real Madrid se quedó con la Champions League en Kiev tras vencer a Liverpool por 3 a 1 con goles en el segundo tiempo de Karim Benzema a los cinco y un doblete de Gareth Bale a los 18 y 37 minutos. Sadio Mané había empatado transitoriamente 1 a 1 cuando se jugaban 10 del complemento.

La primera media hora fue dominio de Liverpool, manejo de pelota y momentos de velocidad en ataque directo. A los 30 minutos debió abandonar la cancha Mohamed Salah por una fuerte dolencia en su hombro izquierdo, tras una disputa del balón con Sergio Ramos.

A partir de ese momento comenzó a inclinar la balanza el cuadro de Zinedine Zidane principalmente porque la salida del egipcio tuvo un impacto anímico en el equipo inglés, que además sintió el ahogo de la buena presión realizada durante los primeros minutos. A los 40 fue anulado un gol de Karim Benzema que había tomado el rebote tras un cabezazo de Cristiano Ronaldo, en posición adelantada, muy bien tapado por el arquero Loris Karius.

A los cinco minutos del segundo tiempo se abrió el marcador. En una jugada insólita, el arquero Karius sacó sobre la presión de Benzema, la pelota rebotó en el delantero francés y se metió en el arco para el 1 a 0. Liverpool sintió el golpe pero fue a buscar la igualdad y la consiguió apenas cinco minutos después. El croata Lovren ganó de cabeza en un córner y Mané empujó el balón y marcó el empate.

El partido se había emparejado para Liverpool por el envión anímico del empate. Sin embargo a los 18 del segundo tiempo Gareth Bale, recién ingresado, marcó un golazo de chilena al ángulo derecho del arquero Karius que nada pudo hacer para evitar el segundo gol del cuadro madrileño. Nuevamente intentó buscar la igualdad el equipo de Klopp pero la defensa del Madrid era sólida y el equipo de Zidane se paraba peligrosamente de contragolpe. A los 37 minutos liquidó el partido otra vez Bale, con un remate desde afuera del área que a Karius se le escapó de las manos y terminó con la pelota en la red.

De esta manera Real Madrid obtiene su Champions número 13, aumentando su récord y estirando aún más la ventaja sobre los cuadros europeos que en más ocasiones levantaron la Orejona.

Noticias relacionadas