Pullaro: “No vamos a cerrar las comisarías”

|| Locales
Compartir

El ministro de Seguridad negó que se cierren destacamentos. No obstante, aseguró que los policías tienen que “estar en la calle” y no realizando tareas administrativas o cuidando presos. Además, afirmó que la tasa de homicidios en Rosario bajó “significativamente”.

Luego de la polémica por el cierre de las comisarías, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, salió explicar el plan del gobierno provincial. El funcionario dijo que “no se van a cerrar las comisarías”, aunque sí aclaró que quiere a los policías “en la calle” y no realizando tareas administrativas o cuidando presos.

“No vamos a cerrar las comisarías bajo ningún concepto. Tenemos una política de seguridad moderna y entendemos que el delito muta permanentemente”, dijo Pullaro a Radio 2.

Y agregó: “Las comisarías tienen que quedar para ser la atención primaria de la seguridad, como recepcionar denuncias,  pero todo el personal operativo tiene que estar en la calle patrullando y previniendo el delito”.

Con todo, el ministro habló de una “megacomisaría” por distrito, donde se concentre el personal  con una orden operativa dada por el sistema de “mapa de calor”, que permitirá identificar las zonas más conflictivas.

“Todos los datos denunciados son recopilados y diariamente construimos mapas de calor. Ese personal operativo va a ser ubicado en función de su especialidad”, indicó.

Pullaro expresó que todos los agentes que revisten “la categoría de seguridad pública” deben estar abocados a la prevención del delito. En ese contexto, se refirió a los presos que se encuentran dentro de las dependencias policiales.

“Estamos avanzando para que en el corto plazo no tengamos más presos en las comisarías de la ciudad de Rosario y es un número que hemos venido bajando considerablemente. Hace dos años atrás en la ciudad de teníamos 1500 presos, hoy tenemos alrededor de 200 y a fin de año esperamos no tener ninguno”, afirmó.

Otra de las aristas preocupantes en materia de seguridad es el alarmante índice de homicidios que registra la ciudad de Rosario. En ese sentido, el titular de la cartera a nivel provincial se mostró confiado en el trabajo realizado y en bajar los números que tanto preocupan.

“La cantidad de homicidios bajó significativamente en la ciudad de Rosario, aunque también sostenemos que falta. Estamos conformes con la política que venimos llevando adelante pero la tenemos que profundizar muchísimo para tener índices de delito mucho más bajos”, concluyó.

Noticias relacionadas