Proponen usar las cámaras de videovigilancia para infractores de las ciclovías

|| Locales
Compartir

El proyecto es del concejal Horacio Ghirardi quien pide habilitar a la Municipalidad para utilizar las filmaciones para sancionar al conductor que invada o circule por los carriles exclusivos para bicicletas con motos, autos o vehículos de porte superior. La multa de esa infracción es elevada a un rango que va de los 1.000 a los 18.000 pesos.

El concejal Horacio Ghirardi propuso que las filmaciones de las cámaras de videovigilancias sean utilizadas para labrar infracciones de motos, autos o vehículos que circulen por las bicisendas. Luego del accidente fatal ocurrido en Corrientes y Pellegrini donde una mujer perdió la vida al ser embestida por un motociclista que circulaba por ese sector prohibido, el edil propuso que se apliquen multas para este tipo de infractores.

En la actualidad hay una norma vigente que autoriza a la Municipalidad a utilizar las imágenes captadas por las cámaras de videovigilancia. De esta forma se labran actas referidas a las infracciones por ejemplo a los cruces de semáforos en rojo o circulación en contramano. La iniciativa del concejal socialista eleva, además, las multas para los conductores de motos, autos o vehículos de porte superior, que obstruyan o circulen por los corredores exclusivos para bicicletas. Pasan del rango de 60 a 900 pesos, al de 1000 hasta 18.000 pesos.

La normativa vigente autoriza al Departamento Ejecutivo a utilizar los sistemas de captación de imágines habilitados sólo a actas relativas a infracciones por cruce de semáforos en rojo o circulación en contramano (artículos 605.1.3 y 605.1.7, respectivamente, de la ordenanza 2.783). La iniciativa de Ghirardi, incorpora y endurece las penas para la invasión o circulación por las ciclovias o bicisendas. Actualmente las multas oscilan entre los 60 y 900 pesos.

"Las recurrentes y graves infracciones sobre las ciclovias, pese a los permanentes controles, nos llevan a reflexionar sobre el uso de las imágenes captadas por video cámaras para labrar multas de infracciones de tránsito", indicó el concejal Horacio Ghirardi, quien aclaró que "la tarea deberá ser relevada por operadores exclusivamente asignados, de modo de no descuidar el control en materia de seguridad".

Rosario cuenta con un Plan de Ciclovías que se está llevando a cabo de forma paulatina. La extensión y vinculación de las mismas de la ciudad en forma de red comprenden más de 40 kilómetros de nuevos recorridos y la readecuación de algunos tramos existentes extendieron a más de 100 kilómetros de recorridos ciclistas con distintas tipologías constructivas, entre ellas ciclovías y bicisendas.

"Las ciclovías son carriles exclusivos para bicicletas señalizadas y delimitadas en una franja de la calzada, ubicándose, generalmente, a la izquierda de la calle. En cambio, las bicisendas también son caminos para uso de bicicletas, pero construidos por fuera de la calzada, en veredas o canteros de la ciudad en los cuáles se pueden compartir el espacio con peatones. En ambos casos, pueden tener circulación en un solo sentido o de ida y vuelta y cuentan con señalización especial", explicó Ghirardi.

El gobierno local prevé sumar más kilómetros de red para el uso de bicicletas. Se trata de una estrategia de planificación de la movilidad urbana que viene siendo desarrollada  desde el año 2008 y ha convertido a Rosario en la ciudad del país con más cantidad de kilómetros exclusivos para ciclistas por habitante.

Esta política de movilidad sumada al estímulo a utilizar los medios alternativos y amigables con el medio ambiente, "permitió disminuir en un 65 por ciento los accidentes de tránsito que involucran a ciclistas, según datos oficiales", destacó Ghirardi. "Sin embargo –agregó-,  aún es un desafío alcanzar niveles de convivencia y respeto entre todos los actores que convergen en la vía pública", reflexionó el concejal.

"Creemos que en un contexto social donde graves infracciones de tránsito siguen siendo recurrentes, es fundamental reforzar desde el Estado local todas aquellas medidas que ayuden a mejorar el respeto por las normativas destinadas a garantizar la seguridad vial en calles y avenidas de la ciudad, sobre todo para los peatones y ciclistas, como actores más débiles (en términos de uso de medios de movilidad) de la vía pública", dijo Ghirardi.

Noticias relacionadas