Proponen una urbanización inclusiva en las tierras fiscales de Puerto Norte

|| Locales
Compartir

Un fallo judicial rechazó la demanda presentada por un fideicomiso privado que aseguraba ser el legítimo propietario de los terrenos ubicados en avenida Francia entre Caseros y Junín. Desde la Municipalidad celebraron la medida de la Justicia. El edil Eduardo Toniolli reclamó: “No queremos ghettos, queremos una ciudad integrada”.

La Justicia Federal rechazó la demanda presentada por un fideicomiso privado que manifestaba ser el legítimo propietario de los terrenos ubicados en avenida Francia entre Caseros y Junín, en la zona ahora conocida como Puerto Norte. En dicho lugar viven unas 70 familias. Por parte del municipio celebraron el fallo judicial y ya piensan en construir espacios públicos y viviendas sociales. Mientras que el edil Eduardo Toniolli expresó su deseo de realizar “una urbanización inclusiva”.

Tras el fallo de la jueza federal Sylvia Raquel Aramberri, desde el Municipio aseguran que se frenará la especulación inmobiliaria sobre los bienes públicos y sobre la necesidad de los vecinos”. De cara al futuro, se analiza la posibilidad de regularizar la situación habitacional de las familias y darle uso al espacio público en cuestión. Los socialistas aseguran que el objetivo construir espacios públicos y viviendas sociales.

La intendenta Mónica Fein, en diálogo con Radio2, manifestó respecto de la decisión: “Definitivamente este fallo nos permite ir a hablar con los vecinos desde otro lugar. Vamos a hacer un debate sobre la recuperación de un espacio  público. En un futuro puede haber viviendas para sectores humildes y medios pero no en las condiciones que hoy están”.

Por su parte, el concejal Eduardo Toniolli tiene un proyecto claro y ya lo puso sobre la mesa del debate. “Vamos por una urbanización inclusiva, que incorpore a las 70 familias que viven hace décadas allí, que respete el uso productivo del predio de la empresa recuperada Linares Trechel, y que destine el resto de estas tierras fiscales a usos públicos y comunitarios”.

Además el edil reclamó que no quiere que se transforme en una “urbanización excluyente”. Y agregó. “No queremos ghettos, queremos una ciudad integrada, que merezca ser transitada, habitada y disfrutada por todos los rosarinos”.

Noticias relacionadas