Proponen que el aceite de cannabis medicinal se incorpore a Salud Pública

|| Locales
Compartir

El proyecto es de la edil del bloque de Unión Pro, Agustina Bouza. El objetivo es que el municipio lleve adelante una serie de estudios orientados a evaluar la factibilidad de la elaboración de este producto con fines terapéuticos, por parte del Laboratorio de Especialidades Medicinales.

La edila del bloque de Unión Pro, Agustina Bouza, instó al municipio a que lleve adelante una serie de estudios, tendientes a "evaluar la factibilidad de la elaboración de Aceite de Cannabis con fines terapéuticos por parte del Laboratorio de Especialidades Medicinales, de órbita provincial". Además, solicitó su "incorporación inmediata al vademécum de salud pública local a fin de que, mientras se realizan los estudios, pueda ser importada desde Estados Unidos".

Según la impulsora de la iniciativa, "diversos estudios avalados por la OMS han demostrado los efectos terapéuticos de cannabis medicinal en el tratamiento de náuseas y vómitos en etapas avanzadas de quimioterapia, asma y glaucoma, epilepsia refractaria, su eficacia como antidepresivo y también como estimulante del apetito en pacientes con HIV/SIDA".

La legisladora, quien además preside la comisión de Salud del Concejo Municipal, dijo que "en casi todas las patologías estudiadas se plantea el uso de cannabinoides como un potenciador y/o coadyuvante del tratamiento de base, lo que permitiría suprimir alguna droga o reducir sus dosis con el consecuente beneficio". Sin embargo, "no se considera el uso del cannabis como único medicamento, ni como primera opción terapéutica para ninguna condición clínica" aclaró.

En la actualidad "el Ministerio de Salud de la Nación estudia permitir la importación de medicamentos a base de marihuana o directamente el aceite de cannabis, en relación directa con lo estudiado por la ANMAT".

Asimismo, Bouza explicó que "la ANMAT autorizó el uso de cannabis medicinal para diversos pacientes con patologías específicas". "En marzo de este año se autorizó la importación desde Estados Unidos para una nena de 3 años que sufre Síndrome de West, un tipo de epilepsia grave. Desde que consume el aceite, ha mejorado su estilo de vida, toma menos de las otras medicaciones y estuvo meses enteros sin convulsiones", afirmó la concejala.

#Se presentó en la legislatura de la provincia de Santa Fe un proyecto para incorporar al vademécum de la obra social IAPOS y al sistema de Salud Pública de la provincia el tratamiento alternativo con aceite de cannabis para el tratamiento del síndrome de Dravet", comentó.

El aceite de cannabis es un concentrado de cannabinoides obtenido por extracción del material crudo de la planta o de su resina.  En pos de esgrimir argumentos a favor de su proyecto, Bouza destacó: "En Estados Unidos hay veinticinco estados que permiten el uso de cannabis medicinal. Por su parte, Italia, Países Bajos y República Checa han puesto en marcha la producción de cannabis medicinal controlada por el Estado y, en 2017, Alemania irá en el mismo camino". "En la Unión Europea se encuentra aprobada la venta de Sativex, un producto a base de cannabis y, en febrero de 2016, el Parlamento australiano aprobó una medida para la legalización del cannabis medicinal" continuó.

A modo de conclusión, Bouza opinó que "en cierto tipo de enfermedades, sobre todo antes de los dieciocho años, el uso del aceite de cannabis resulta en una clara tendencia en la mejoría de los enfermos y en su calidad de vida, así como de sus cuidadores".