Presentaron un amparo para frenar los tarifazos en los servicios

|| Locales
Compartir

La Multisectorial Contra el Tarifazo, junto con comerciantes de Rosario, Casilda y Cañada de Gómez hicieron una presentación en los Tribunales provinciales. “Necesitamos una rebaja concreta en los valores para seguir funcionando”, expresaron.

El impacto de los tarifazos en los servicios se hace sentir, sobre todo en la actividad comercial que tiene que hacer frente a la baja en las ventas y al incremento de los costos. En ese marco, la Multisectorial Contra el Tarifazo, junto con comerciantes de Rosario, Casilda y Cañada de Gómez, más asociaciones de consumidores y dirigentes políticos presentaron un amparo en los Tribunales provinciales.

“Queremos frenar esta tarifazo salvaje”, dijo a Canal 5, Juan Milito, presidente del Centro Unión de Almaceneros. Y agregó: “Necesitamos que se frene el tarifazo, que haya un gesto de parte del gobierno provincial hacia nosotros. Y no encontramos eco. Evidentemente que hay un problema nacional que es una ajuste salvaje que no estamos dispuestos a soportar como sociedad”.

Uno de los mayores impactos fue el de la luz. En ese sentido, se reclamó retrotraer las facturas de la EPE al valor anterior a diciembre. "El tarifazo energético está ahogando no solo a los pequeños locales comerciales, sino a buena parte de los sectores económicos y sociales que no tienen la espalda para sostener un aumento de tarifas tan exorbitante, aun mas cuando el panorama de consumo es recesivo”, manifestó la diputada Nacional Lucila De Ponti.

Y agregó: “Desde el Congreso de la Nación hemos avanzado en iniciativas que buscan proteger a estos sectores estableciendo tarifas diferenciales, ya se han concretado regímenes especiales para las empresas recuperadas y para los clubes, pero creo que la magnitud de los sectores afectados es tan preocupante que sería necesario revisar o dejar sin efecto el aumento de tarifas en su totalidad".

Por su parte, el concejal Eduardo Toniolli, manifestó que “el aumento tarifario eléctrico es producto de dos decisiones concurrentes, la de la EPE que sigue con la política de aumentos que sostuvo durante la década anterior (aun cuando el precio mayorista de la energía estaba congelado por decisión del Estado nacional), y la del gobierno de Macri, que retiró los subsidios porque considera que el acceso a la energía eléctrica no es un bien social, sino un bien más del mercado, que pagará el que pueda hacerlo”.

“Este tarifazo eléctrico es un mazazo a la actividad económica de nuestra ciudad, porque además se da en un marco de baja del consumo y de progresiva destrucción del mercado interno, también resultante de las políticas del Gobierno nacional”, concluyó el edil.

Noticias relacionadas