Por la crisis aumentó la oferta de choferes de taxis

|| Locales
Compartir

En su mayoría se trata de personas que nunca estuvieron vinculadas a la actividad. Perdieron su empleo y ven al sector como la única salida laboral. Si bien no es un fenómeno nuevo, si es un indicativo de que el mercado del trabajo no está en su mejor momento.

Rosario es una de las ciudades que mayores niveles de desocupación ostenta. La escasa oferta laboral, sumada a los despidos y a la incertidumbre que tienen mucho sobre las posibilidades de mantener el puesto de trabajo ha hecho que los dueños de taxis tengan pedidos de trabajo por parte de personas que nunca estuvieron en la actividad. Si bien tanto desde la Asociación de Taxistas Independientes (ATI) como de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar) aclararon que no se trata de un fenómeno a gran escala, sí coincidieron en que cada vez más gente que antes se dedicaba a otra cosa aspira a manejar un coche de alquiler.

“Hasta no hace mucho nosotros teníamos un problema gravísimo que era el de que no conseguíamos choferes. Lo que yo estoy notando ahora es que mucha gente de otras actividades que se ha ido quedando sin trabajo y se ofrecen para manejar un taxi”, explicó el titular de ATI, Mario Cesca.

Recurrir a la alternativa de manejar un taxi en épocas de crisis no es un fenómeno nuevo, pero si un indicativo de que el mercado laboral no está en su mejor momento. Sin embargo, pese al aumento en la oferta de choferes, Cesca le contó a RosarioNoticiais.info que los titulares siguen teniendo serias dificultades para cubrir el turno noche. “La inseguridad y los pocos viajes que hay en ese horario hace que nadie quiera trabajar. Acá a las 9 de la noche no queda nadie en la calle”.

El titular de Catiltar, José Tornambé, coincidió con su colega y lo adjudicó a que en tiempos de crisis se empiezan a ofrecer conductores que antes no estaban en la actividad.

“En la mayoría de los casos se trata de gente que ingresa de manera provisoria hasta que consiguen otro trabajo. Otros se suben porque como no pueden hacer más horas extras recurren al taxi”, contó.

Tornambé explicó que en la mayoría de los casos esas personas “se suben” al taxi de manera eventual. “Hay que tener en cuenta que estamos en una época donde históricamente el trabajo del taxista aumenta. Todos los años desde octubre y hasta el 6 de enero hay demanda, después cae y no repunta hasta marzo”, explicó.

Consultados sobre la caída que ha sufrido el sector como consecuencia de la crisis, ninguno de los arriesgó cifras. Sólo Tornambé sostuvo: “Para tomar dimensión de lo que está pasando lo que puedo decir es que entre 2006 y 2010 la demanda para esta fecha era terrible, que fue cuando se incorporaron más chapas, pero hoy eso no existe más”.  

Noticias relacionadas