Pobreza energética, el nuevo concepto que asoma

|| Locales
Compartir

Se considera que están dentro de ese segmento aquellas personas que deben destinar más del diez por ciento de sus ingresos para hacer frente al pago de servicios como luz y gas. Según un estudio, en Rosario el 30% de los habitantes está en esa situación.

 

El impacto que generan los tarifazos en la sociedad ha hecho que en el país comience a emerger un concepto que seguramente con el correr del tiempo se irá instalando cada vez con más fuerza. Se trata de la pobreza energética. Algo que en algunos países europeos es materia de debate desde hace tiempo. Se considera que están dentro de ese segmento aquellas personas que deben destinar más del diez por ciento de sus ingresos para hacer frente al pago de servicios como luz y gas.

“La pobreza energética fue definida por la británica Brenda Boardman a principios de la década de 1990 del siguiente modo. Es incapacidad para un hogar de obtener una cantidad adecuada de servicios de la energía por el 10% de la renta disponible”, puede leerse en Wikipedia.

Para la Argentina se trata de un concepto incipiente. A tal punto que el único estudio que hay al respecto fue hecho por el Observatorio de Precios, Pobreza y Equidad. Según ese trabajo, el 30,55 de los rosarinos son pobres energéticos.

El responsable de la empresa Eyis y especialista en cuestiones energéticas,  Alberto Rosendi, advirtió que en este nuevo escenario tarifario, sin subsidios y llevando el precio de la energía como un bien de mercado se ingresa en “un marco de riesgo”.

“Es evidente que vamos a  entrar en un marco de riesgo y de hecho vamos a entrar en un etapa que en Argentina todavía no se dio y en Europa se vivió mucho, que es la pobreza energética”, expresó Rosendi en diálogo con RosarioNoticias.info.

“Esto significa que puede haber ciudadanos e inclusive empresas que por el impacto que les genera el consumo no lo pueden pagar. Esto es o pagan la luz o mandan los chicos a la escuela. Y esto es algo que le puede pasar a cualquiera no únicamente a las clases más vulnerables”, ahondó.

Para el especialista la salida de esa encrucijada que se avecina pasa por la inversión. NI siquiera las tarifas sociales pueden morigerar el impacto. Rosendi explicó que la solución es modificar la matriz energética de la Argentina.

“Es necesario invertir 20 mil millones de dólares en energías renovables, tal como marca la ley 27.1791”, concluyó.

Noticias relacionadas