Piden interpelar a Garibay por la recisión con ARSSA

|| Locales
Compartir

Diputados provinciales por el peronismo aseguran que el acuerdo significó un perjuicio millonario contra el Estado. Además, solicitan que se declare desierta la licitación del corredor que el gobernador Miguel Lifschitz decidió que vuelva a adjudicarse a manos privadas.

Los diputados provinciales del bloque del Frente Justicialista para la Victoria-PJ presentaron un pedido de interpelación al ministro de Infraestructura santafesino, José León Garibay. La idea es que el funcionario concurra a la Cámara baja para explicar el proceso de rescisión de mutuo acuerdo que el Ejecutivo firmó a fines de 2016 con ARSSA, la empresa que tenía a su cargo la explotación de la autopista Rosario-Santa Fe, porque aseguran que hay un perjuicio millonario contra el Estado provincial. También piden que se deje desierta la licitación del corredor que el gobernador Miguel Lifschitz decidió que vuelva a adjudicarse a manos privadas, proceso que luego de varias prórrogas comenzó finalmente el último lunes con la apertura de sobres. La única oferente fue un consorcio conformado por empresas que formaron parte de la anterior concesión.

La semana pasada, el gobierno provincial decidió, a instancias de una resolución de la Fiscalía de Estado, dejar sin efecto la rescisión de común acuerdo y someterla a un proceso de revisión que tendrá un plazo de 6 meses y estará a cargo de especialistas designados por el Ministerio que encabeza Garibay.  La medida era reclamada intensamente por los legisladores del PJ, que venían ofreciendo pruebas, datos e informes , que daban cuenta de la irrazonabilidad del trato que el Ejecutivo provincial había firmado con la empresa. El proceso intentará ahora deslindar las responsabilidades económicas, es decir analizar cuánto le debe el Estado a ARSSA, y viceversa.

"No es necesario esperar 180 días, con el informe de la Universidad Nacional de Rosario  y el dictamen de Fiscalía, el Estado provincial tiene el deber y la atribución de resguardar la seguridad vial y el patrimonio de los santafesinos", sentenció Silvia Simoncini, una de las legisladoras peronistas que firmó pedido. "Y eso -continuó- no es con una rescisión de común acuerdo, ni dejando que ARSSA siga explotando el peaje mientras se define esta situación, ni con un nuevo llamado a licitación, sino asumiendo la administración del corredor y haciendo las obras a través de Vialidad provincial, que ya de por sí deberá hacerse cargo de la repavimentación que significan unos 1554 millones que quieren que paguemos todos los santafesinos de nuestro bolsillo", acotó.

“Pedimos al ministro de Infraestructura que venga a explicarnos a los 50 diputados representantes de todos los santafesinos, por qué la firma de común acuerdo en lugar de exigir el cumplimiento a las empresas, a las áreas de control, ejecutar el fondo de garantía y tomar todas las medidas que garanticen transparencia en los actos de gobierno", finalizó la diputada.

 

 

Noticias relacionadas