Pese a la lluvia, Rosario volvió a pedir por seguridad y Justicia

|| Locales
Compartir

La marcha no se pudo realizar a raíz de las copiosas precipitaciones, pero una vez más cientos de habitantes reclamaron para vivir un poco más tranquilos. Ayer la concentración fue organizada para homenajear a Pablo Semitiel, quien murió el fin de semana y fue víctima de un hecho de robo en 2013.

Una vez más los rosarinos pidieron por seguridad y Justicia frente a los Tribunales. La convocatoria de ayer fue para homenajear a Pablo Semitiel, quien el fin de semana murió tras haber estado tres años en silla de ruedas, cuadripléjico, luego de ser víctima de un robo en 2013. A raíz de la copiosa lluvia del jueves, los asistentes no se dirigieron hacia sede de Gobernación como sí ocurrieron en las anteriores marchas.

Las condiciones meteorológicas de ayer no fueron las adecuadas y por eso pese a que casi un centenar de personas dieron el presente, la cantidad de gente fue mucho menor a las otras convocatorias de #RosarioSangra.  

La concentración de ayer fue organizada para homenajear a Pablo Semitiel, el joven que falleció el fin de semana pasado tras quedar cuadripléjico en 2013 tras recibir una bala en una vértebra por parte de un delincuente que disparó al aire para cubrir su huida de un robo. Estuvo presente su hermano, Javier, quien se encontraba muy emocionado y como pudo explicó a los medios que “este es el legado de Pablo”, ya que estando en sillas de ruedas, como podía siempre que se organizaban estas marchas, él estaba presente. Además ante la llegada de Gendarmería, Javier Semitiel aseguró: “Por lo menos parece que algo está cambiando".

Por su parte, Enrique Bertini, padre de Mariano quien murió en una entradera en 2014, recibió con los brazos abiertos la llegada de las fuerza federales y manifestó a La Capital: “Todo cambio que se vaya produciendo en la ciudad es bienvenido, para que no haya más muertes por inseguridad en Rosario".

Noticias relacionadas