Paro de mujeres: “Necesitamos transformaciones estructurales”

|| Locales
Compartir

Así se expresó Majo Gerez, referente de Patria Grande y secretaria de género de la CTA, de cara la jornada de protesta que se desarrollará mañana a nivel nacional para repudiar la violencia machista. La medida de fuerza será de 13 a 14, mientras que a las 18 habrá una marcha que partirá de Plaza San Martín y se dirigirá hasta los Tribunales provinciales.

Este miércoles, de 13 a 14, se llevará a cabo el Paro Nacional de Mujeres, motivado tras el brutal crimen de Lucía Pérez, la joven de 16 años asesinada y violada en la ciudad de Mar del Plata. En ese marco, a las 18 habrá una marcha que partirá de Plaza San Martín y culminará en los Tribunales provinciales para repudiar la violencia machista.

Con el lema “Nosotras paramos”, se espera una masiva participación, que incluirá  la adhesión de distintos sindicatos y gremios que estarán presentes bajo distintas modalidades de participación. “Sabemos que en el sector privado cuesta más. Por eso, instamos a las mujeres  que salgan a la vereda y a las que no se lo permitan que puedan tener algún distintivo, que estén vestidas de negro, que utilicen algún brazalete que diga nosotras paramos”, señaló Majo Gerez, referente de Patria Grande y secretaria de género de la CTA.

En diálogo con Rosarionticias.info, la referente aclaró que, tras el crimen de Lucía, “surgió este paro unificado de mujeres, travestis y trans, en repudio a la violencia machista y heteropatriacal”.

En ese sentido, Gerez sentenció que para contrarrestar este flagelo hacen falta “transformaciones estructurales”. “Hay que entender que la violencia es producto de las relaciones sociales desiguales entre hombres y mujeres que suceden en todos los ámbitos de nuestras vidas, sobre todo  en el mundo del trabajo, porque estamos mucho más precarizadas, donde no se reconoce el trabajo doméstico, y donde estamos más expuestas a la desocupación”, sentenció.

Y agregó: “Sin autonomía económica es más difícil aun sortear las cuestiones de violencia. Las distintas violaciones de derechos humanos que tenemos las sufrimos en todos los ámbitos de nuestras vidas. Por ejemplo que el aborto sea ilegal implica que mueran 300 mujeres al año. También las trans tienen un promedio de vida de 35 años. Es decir, todo esto habla de una situación desigual en la cual se basa y se fundamenta la violencia hacia las mujeres”.  

Consultada sobre la participación de varones en la convocatoria, Gerez vio con buenos ojos esa presencia. Sin embargo, reconoció: “Nosotros que movemos el mundo  decimos que es momento de pararlo. Entendemos la necesidad de algunos varones, pero las que protagonizamos el paro somos las mujeres, las travestis y las trans. El cambio lo tenemos que producir entre todas y todos, pero necesitamos tomar cada vez más niveles de protagonismo en lo público, para mostrar un lugar de la mujer mucho más empoderada, reflejando que cada vez más mujeres se animan a romper el silencio”.

Noticias relacionadas