Parecía un lindo gatito, pero no: habían adoptado un puma

|| Locales
Compartir

Al cachorro lo tenían como mascota en una vivienda de la comuna de López. Los vecinos hicieron la denuncia y desde Provincia lo decomisaron. Ahora está en una etapa de cuarentena y es revisado  por veterinarios para intentar adecuarlo a su hábitat.

Una familia tenía como mascota a un cachorro de puma, cosa que está prohibida. Los vecinos de la comuna de López los denunciaron y ya decomisaron el animal. Ahora está al cuidado de un grupo de veterinario y en cuarentena para adaptarlo a su hábitat.

Se trata de un cachorro de puma concolor que fue confiscado en una vivienda de la localidad santafesina de López, donde una familia lo había adoptado como mascota. Por el momento el animal está en cuarentena y en pleno proceso de evaluación para liberarlo.

Personal de inspección de la Subdirección General de Ecología del Ministerio de la Producción de Santa Fe fue la encargada de retirar al cachorro de puma de la vivienda y recordar que la tenencia de este tipo de animales se encuentra en contravención a la legislación vigente, Ley provincial de Fauna Nº 4830. El cachorro de puma concolor fue trasladado hasta la granja “La Esmeralda”, en la capital de la provincia. En el operativo colaboró personal de la Comisaria Nº XVI de López, Unidad Regional XV.

El puma concolor suele habitar la cordillera oriental de Jujuy y Salta, la llanura del este de San Luis y en el valle de Río Negro, además de regiones de Tucumán. Los ejemplares adultos llegan a medir hasta 80 centímetros a la altura de los hombros y los machos pueden pesar hasta 70 kilogramos, presentan una coloración uniforme, sin manchas, que puede variar desde un leonado hasta un grisáceo y hasta rojizo.

Noticias relacionadas