Para Rosúa la única salida es volver atrás con el descanso dominical

|| Locales
Compartir

El edil insistió en que la ley es “inconstitucional”. Sin embargo, calificó de “perversa” la actitud de supermercadistas de echar trabajadores. Por su parte, Empleados de Comercio se movilizó a Coto para repudiar los nuevos despidos. Mañana habrá una audiencia entre las partes en el Ministerio de Trabajo.

La ley 13.441, de descanso dominical, entró en vigencia el 1ro de julio. Sin embargo, la norma sigue generando coletazos en el ámbito local. Este martes se supo que unos 12 trabajadores de Coto no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo. Por su parte, el edil Martín Rosúa, uno de los concejales que se opuso desde un primer momento a la normativa, dijo que la única salida al entuerto es “retrotraer todo al inicio de la situación”.

“La ley representaba un verdadero mamarracho jurídico. Se arroga facultades del Congreso Nacional, legislando en materia laboral desde lo local, lo cual es absolutamente inconstitucional”, dijo Rosúa a LT3.

Además, el edil dijo que la ley, a la que adhirió el municipio a través de una ordenanza, hace una “discriminación absoluta” entre los locales que pueden abrir y los que no. “Si vas a reconocer un derecho laboral lo tenés que reconocer de manera homogénea y universal”, afirmó.  

Asimismo, reconoció que para la sanción de la norma se “coló un lobby empresarial” y luego detallo: “No se tuvieron en cuenta los trabajos que se podían perder sobre todo en un contexto de recesión, de caída de las ventas y del consumo”.

Con todo, Rosúa no eximió de culpas a los supermercadistas.  “El comportamiento de las grandes cadenas nunca fue satisfactorio ni respetuoso de la ética en la argentina”, aclaró.

Luego señaló: “Nosotros estamos convencidos que esta es una ordenanza muy mala, que genera efectos negativos y mucho más en el contexto de crisis económica que estamos viviendo. Eso no quita que el comportamiento de los supemercadistas haya sido pésimo desde un primer momento”.

Para el edil, la salida a este conflicto “es retrotraer todo al inicio de la situación”. “En un contexto de crisis económica no podemos poner una ordenanza que sea restrictiva del comercio”, concluyó.

Desde el sindicato de Empleados de Comercio marcharon esta tarde hacia las sucursales ubicadas en Urquiza entre España y Presidente Roca y en la situada en la esquina de 3 de Febrero y Presidente Roca.  La movilización de los mercantiles se dio para repudiar los nuevos despidos en la empresa, que durante la jornada ascendieron a 21. El tránsito estuvo momentáneamente interrumpido en la zona.

Mañana, a las 11, se realizará una audiencia en el Ministerio de Trabajo para tratar la reincorporación de los empleados cesanteados.

Noticias relacionadas