Para la Municipalidad las autoridades del Pami ponen excusas

|| Locales
Compartir

El secretario de Planeamiento, Pablo Ávalos, deslindó todo tipo de responsabilidad de la Intendencia por el mal estado del policlínico ubicado en el barrio Arroyito. La titular local de la obra social había dicho que se demora la autorización para construir un nuevo edificio.

El cruce de críticas y acusaciones entre el Pro y el socialismo parecen no tener fin. A las explosivas declaraciones hechas por el presidente Mauricio Mari y varios de sus ministros contra el gobernador Miguel Lifschitz, ahora se sumó la disputa por el mal estado en el que se encuentra el policlínico Pami II donde no funcionan los ascensores y hace 45 días que no tiene el gas cortado. La responsable local de la obra social de los jubilados Milva Sánchez apunta contra la provincia y el municipio. Desde la administración local deslindan todo tipo de responsabilidad por lo que pueda suceder en el nosocomio de barrio Arroyito.

Sánchez reconoció ayer las dificultades edilicias que existen en el Pami II y lo justificó por un lado, en que “durante 40 años no se hizo ninguna obra de mantenimiento”. También dijo que es muy difícil avanzar con las mejoras porque el contrato de locación no está actualizado. Y por último explicó que tienen intención de levantar allí mismo un nuevo edificio, pero la Municipalidad todavía no les respondió a ese pedido.  

El secretario de Planeamiento de la Municipalidad, Pablo Ávalos, reconoció la existencia de ese pedido para ampliar el hospital y sostuvo que eso es algo que debe aprobar el Concejo. Pero además aclaró que el único pedido llegó de la mano de Sánchez. “Nosotros le solicitamos que reclamo lo hicieran las autoridades nacional como para tener certeza de que la obra se quiere hacer, pero no tuvimos más noticias del tema”.

En diálogo con Radio SÍ98.9, Ávalos expresó que nada tiene que ver una caso con la otra. “Son cuestiones distintas y separadas, querer hacer un nuevo edificios no tiene nada que ver que funcionen los ascensores y que no haya gas. Es una excusa para justificar las cosas que están mal”.

“Prestar un servicio de calidad no tiene nada que ver con lo que le puede dar el municipio”, cuestionó el funcionario y recordó: “En abril vinieron a proponernos demoler un edificio y hacer otro. Nosotros lo que hicimos fue pedirle a Sánchez el aval de las autoridades nacionales para tener la certeza de que hay un interés nacional en hacer la obra, pero hasta el momento no hemos tenido novedades”, 

 

 

Noticias relacionadas