Para Aguas “no tiene mucho sentido” señalizar las bocas de incendio

|| Locales
Compartir

El concejal Chumpitaz presentó un proyecto que va en ese sentido. La empresa dice que quienes deben saber dónde están ubicadas son ellos y los bomberos. El jefe de Voluntarios apoya la idea del edil y asegura que servirá para darle celeridad al trabajo que realizan.

El concejal por el Pro, Gabriel Chumpitaz, presentó un proyecto por el cual pide que se informe sobre el estado de las denominadas bocas de incendio que se encuentran en las ochavas de la ciudad y que sirven para que los bomberos puedan proveerse de agua a la hora de sofocar un siniestro. Se calcula que en la ciudad hay unas 5 mil, pero muchas de ellas no están en condiciones de ser utilizadas como consecuencia del deterioro que produce la falta de uso. El edil pide saber cómo se lleva a cabo el mantenimiento de las mismas y que se evalúe la posibilidad de señalizarlas mejor. En tanto, desde la empresa Aguas no lo consideran tan necesario.

Por las carteristas de la construcción de la red de agua que tiene Rosario las bocas de incendio se encuentran bajo tierra y su identificación es apenas perceptible. Hay que mirar con mucho detenimiento la verada para dar con una de esas tapitas metálicas que llevan impresas la H de hidrante.  Siempre y cuando algún vecino inescrupuloso no haya tomado la decisión de taparlas. Aunque parezca increíble ese es un problema con el que los bomberos se han topado en más de una oportunidad.

Es muy común ver en películas norteamericanas los enanos hidrantes, esas columnas bajitas que suelen ser de color rojo que identifican la existencia de una boca de incendio. Chumpitaz le dijo a RosarioNoticias.info que no aspira a tanto y que se conforma con la colocación de un simple cartel informativo que además “prohíba el estacionamiento porque todas están ubicadas en las esquinas”.

Mientras que para el jefe de Bomberos Voluntarios de Rosario Luciano Salazar la idea de Chumpitaz de señalizar las bocas hidrantes puede servir para acelerar los tiempos en un siniestro, para Guillermo Lanfranco, vocero de la empresa Aguas Santafesinas (Assa) la medida no tiene mucha razón de ser.

“Señalizarlos no tiene mucho sentido porque quien va a hacer el trabajo sabe dónde está el hidrante. Los que tenemos que saber dónde se encuentran ubicados somos nosotros los de la empresa como prestadores y los bomberos, nadie más”, dijo el vocero de Assa, quien también descartó de plano la colocación de los denominados enanos hidrantes por las características que tiene la red de agua en Rosario, donde “la presión es considerablemente menor que en los lugares donde se instala ese tipo de columnas”

“La propuesta me pareció muy interesante, no se pide que se señalicen como por ejemplo en Bariloche donde están los honguitos de color rojo, estamos hablando de hacerlo con un simple cartel en el que además se indique que está prohibido estacionar”, explicó Salazar en diálogo con el programa Punto y Aparte que se emite por Radio SÍ. También dijo que la medida servirá para acortarles el tiempo a los bomberos.

El estado de las bocas hidrantes

Chumpitaz contó que su inquietud por el estado de las bocas hidrantes nació una noche mientras cenaba en el club Gimnasia y Esgrima.  Su presencia coincidió con la recordada jornada en la que un incendio dañó parte de los vestuarios en las instalaciones que la entidad tiene en el predio del Parque de la Independencia. El edil fue testigo involuntario de cómo los bomberos buscaron de manera infructuosa las bocas hidrantes. Todo terminó como pasa siempre en estos casos: se recurrió a Defensa Civil para que acuda al siniestro con las cubas de agua.

Salazar contó que tanto Voluntarios como Zapadores tienen un relevamiento de las bocas de incendio, pero al llegar al lugar del siniestro suelen toparse con dificultades que podrían evitarse fácilmente.  “En muchos casos nos encontramos con que están tan deterioradas que quedan fuera de servicio. "Nos ha pasado que algún vecino remodeló la vereda y tapó la boca. En más de una oprotunidad la gravedad del siniestro nos obligó a romper la vereda para acceder a la toma de agua", explicó.

“Es cierto que hay algunas que están en funcionamiento y otras no”, reconoció Lanfranco quien sostuvo que “desde hace algún tiempo el principal elemento de apoyo de los bomberos son las cubas. Estos es así porque las autobombas tienen una capacidad de presión de agua que no pueden soportar las bocas”. Según el vocero de Aguas, las autobombas han ido aumentando la capacidad de la presión del equipo y eso hace que los hidrantes no se puedan conectar directamente a los camiones”.

“Lo que hace la empresa es proveer las cubas de Defensa Civil, estamos hablando de cubas de 10 mil litros. En caso que sea necesario las recargamos con la boca hidrante que esté más cerca”, le explicó Lanfranco a RosarioNoticias.info, quien además aseguró: “No hemos tenido problemas en ningún siniestro por escases de agua”.  

Por otra parte, el vocero de la empresa indicó que en Rosario debe tener cerca de 5 mil hidrantes lo que dificulta su mantenimiento, “no obstante cuando se verifica que alguno no funciona inmediatamente se lo reemplaza”.

Para Salazar no es menor tener todos los hidrantes a disposición de los bomberos, ya que “no es lo mismo atacar un incendio con una línea que con dos o tres, pero para ello necesitamos mucha cantidad agua”. El jefe de Voluntarios explicó además que tomando el agua directamente de esas bocas el caudal es “infinitamente superior al de las cubas”.

 

Noticias relacionadas