“Pacto de Oroño”, un proyecto para terminar con el déficit jubilatorio

|| Locales
Compartir

La iniciativa data de 2011 y fue presentada por la Asamblea de Jubilados provinciales ante la Comisión Asesora de Previsión Social. Sus autores destacan que la misma busca una mejora integral del sistema en la que se propone nuevas fuentes de financiamiento.

El cofundador de la Asamblea de Jubilados y Pensionados de la Provincia, José Cándido, sacó a la luz un proyecto que data de 2011 por el cual se busca una reforma integral de la Caja de Jubilación provincial que tiene por objetivo terminar con el déficit, pero además lograr una mejora integral para los pasivos provinciales. Allí se propone, entre otras cosas, encontrar nuevas fuentes de financiamiento, equidad en el sistema, separación de los aportes y topes jubilatorios.

Bajo la denominación “Pacto de Oroño”, el proyecto fue presentado ante la Comisión Asesora de Previsión Social que preside el ex concejal rosarino Aldo Gómez. Sin embargo hasta el momento y pese a las dificultades económicas por las que atraviesa la Caja, la iniciativa no fue tenida en cuenta.

“El sistema jubilatorio tal como funciona hoy es inviable. Necesitamos nuevas fuentes de financiamiento, ya no alcanza con los aportes del empleado y de la patronal, es necesario agudizar el ingenio para mejorar el sistema”, expresó Cándido en diálogo con RosarioNoticias.info.

Cándido explicó que el “Pacto de Oroño” tiene 13 recomendaciones que son muy técnicas. Entre las más importantes destacó la necesidad de buscar nuevos aportes a través de gravámenes, equidad en el sistema, “no es posible que haya gremios en las que sus afiliados se  jubilen a los 50 o 55 años” y topes a los haberes jubilatorios.

“Por más que los trabajadores judiciales se enojen, es necesario terminar con la ley de Enganche. No es justo que el monto del salario de estos trabajadores, que dependen de la Provincia, los termine poniendo la Nación. Los judiciales deben ir a paritarias como cualquier gremio”, expresó.

Cándido destacó que el proyecto además de buscar que no haya déficit lo que contempla es una mejora integral del jubilado. “¿De qué sirve tener una buena jubilación si hay que acudir a la Justicia para obligar al Iapos a bridar ciertas prestaciones?”, se preguntó.

“La expectativa de vida creció de manera exponencial en el mundo. Hoy no solamente hay más jubilados, sino que cada vez viven más años. Se está dando la paradoja de que hay gente que ha vivido más tiempo jubilado que en actividad”, remató.

A priori se trata de un proyecto interesante, incluso legisladores como Verónica Benas tomó algunos de sus puntos. La diputada propuso que el tope jubilatorio no supere en ningún caso 10 veces el haber mínimo, algo que está en la iniciativa, claro que por ello debió recibir duras críticas por parte José Nucci, líder de los judiciales.

Proyecto al freezer

La polémica por la situación de la Caja de jubilación provincial salió a la luz la semana pasada cuando se conoció un proyecto de reforma del senador Joaquín Gramajo. Sin embargo, tras recibir a representantes de Amsafé y Sadop, los legisladores resolvieron dejar el tema en comisión.

“Si bien hay un pedido de preferencia, el expediente no cuenta con dictamen y permanecerá en comisiones a la espera de informes y opiniones de los distintos sectores involucrados especialmente los trabajadores”, expresaron mediante un comunicado.