Organizaciones sociales se movilizan contra las fumigaciones con agrotóxicos

|| Locales
Compartir

En el marco de la Campaña Paren de Fumigarnos se concentrarán este jueves frente a la Legislatura Provincial. Exigen, entre otras cosas, la prohibición de las fumigaciones a 800 metros de centros urbanos y a 1000 metros de las escuelas rurales.

Organizaciones sociales y ambientales, nucleadas en la Campaña Paren de Fumigarnos, se movilizarán mañana, desde las 10.30, a la Legislatura Provincial. Reclamarán la prohibición de fumigar con agrotóxicos a 800 metros de centros urbanos y a mil metros de escuelas rurales, entre otras medidas.

A su vez, repudiarán  el proyecto de modificación de la ley 11.273  (llamada de “fitosanitarios”) de autoría de la diputada Inés Bertero y exigirán que retire dicho proyecto.

Según expresaron en un comunicado, el proyecto de la diputada Bertero fue redactado en conjunto con representantes empresarios y corporaciones del agronegocio, sin participación ciudadana, planteando tan sólo 100 metros de resguardo alrededor de los pueblos, lo cual implica incluso una regresión en relación a la ley actualmente vigente.

Así, consideraron como regresiva la iniciativa de Bertero frente a la actual ley 11.273, que plantea un radio de 500 metros libre de fumigaciones, facultando única y excepcionalmente a municipios y comunas a reducirlo. El proyecto de la legisladora pretende establecer la excepción como regla, en abierta violación al orden legal.  

En un sentido claramente opuesto, el proyecto impulsado por la “Campaña Paren de fumigarnos”, y presentado por el Diputado Tessa, con la firma de otros legisladores, “se ha ido construyendo de manera democrática y participativa a lo largo de más de 9 años, durante los cuales hemos realizado reuniones, charlas, asambleas y plenarios en más de 70 pueblos y ciudades de la Provincia de Santa Fe”, expresaron.

El proyecto de Ley que impulsan contempla: la prohibición de la pulverización con cualquier agrotóxico en un perímetro de 800 metros alrededor de centros poblados y 1000 metros de escuelas; la prohibición de la pulverización aérea con agrotóxicos en todo el territorio provincial y la obligatoriedad de la reutilización de los envases (bidones) de agrotóxicos, promoviendo la utilización de envases retornables y prohibiendo su reciclado.

Lejos de pretender que las franjas periurbanas permanezcan ociosas, las organizaciones ambientalistas proponen fomentar allí el desarrollo de producciones agroecológicas, generadoras de trabajo genuino, garantizando así la producción y el consumo local de los pueblos y ciudades del interior, aportando de esta manera a la construcción de la soberanía alimentaria.

 

Noticias relacionadas