Nunca más en todo

|| Opinión
Compartir

Escribir en esta fecha es como escarbar en una herida que nunca cierra. Pero ese dolor que se siente cuando algo está lastimado o nunca llega a sanar es lo que hace que el recuerdo siga vivo.

Recorriendo las redes sociales me di cuenta que si bien muchos son los que escriben ese #NuncaMas justo este 24 de marzo, es un pedido constante durante todos los días del año para que no haya más inseguridad, para que no se regale nuestro país, para que se escuchen todas las voces, para que no volvamos a pisar con la misma piedra dos veces. Durante las 24 horas noté que siempre estamos reclamando por un “Nunca Más”

Se recuerdan 40 años de aquel golpe de Estado que irrumpió en Argentina, que hizo que 30 mil personas no pudieran continuar con sus sueños pero por sobre todas las cosas con sus ideales. Pensar distinto está permitido, claro que sí, mientras que las diferencias sean tratadas con respeto todo está muy bien. Ahora hay cosas que no se negocian por nada del mundo y es en ese instante donde el Nunca Más tiene que aparecer.

La visita de Barack Obama al país justo para este aniversario, quieran o no trajo cola. Abuelas, madres y familiares de los desaparecidos no dejan de lado el papel que tuvo Estado Unidos en la dictadura militar. Si bien el país del norte dio un guiño al pueblo argentino al anunciar la desclasificación de archivos de aquella época, la memoria no olvida. Hoy el presidente estadounidense dijo en el Parque de la Memoria: “Ustedes son los que harán que el pasado se recuerde y se cumpla con la promesa de 'Nunca Más'”. Claro que así será.   

El Nunca Más debe ser la frase que se interponga no sólo a un Golpe de Estado, sino debe ser una expresión antepuesta a políticas vende patria, a despidos injustificados, a ajuste desmedidos, a la inseguridad, al miedo de pelear por tus derechos ante el temor de perder tu trabajo, a funcionarios que descrean o ponen en tela de juicio a los 30 mil desaparecidos, a muchas cosas les decimos Nunca Más.

No son simplemente dos palabras, es una frase que seguirá pronunciándose en los labios de los argentinos para que sea un Nunca Más en todo lo que nos molesta, nos reprime, nos preocupa, pero ante todo Nunca Más a un país sin ideales, convicciones, ni valores propios.

Noticias relacionadas

Etiquetas