Norma López arremetió contra el municipio por el tiroteo en Child

|| Locales
Compartir

La concejala por el Frente Para la Victoria se preguntó cómo es posible qué el Estado no logre controlar un after. Este viernes por la mañana tras un feroz tiroteo murieron dos jóvenes que fueron alcanzados por las balas en las puertas del local ubicado en Maipú al 1100.

La presidenta del bloque FPV-PJ, Norma López, cuestionó duramente al Ejecutivo municipal al recordar que tras el tiroteo en el Bar Child de Maipú al 1100 ya había solicitado un pedido de inspección el año pasado ante algunas denuncias de irregularidades. “Este local tiene emitidas sanciones económicas, clausura y hasta una denuncia penal. ¿Dónde está el Estado que no puede controlar un bar o after? ¿Quién se responsabiliza ante lo sucedido? Lamentamos que el socialismo llegue tarde otra vez”.

 “El 23 de junio de 2016 el Concejo aprobó un Decreto de mi autoría donde solicitábamos al Ejecutivo una inspección al local comercial que está en Maipú 1128 para constatar si cumplía con la normativa referida a niveles de sonoridad establecidos por la ordenanza referido a los ruidos molestos. Además los vecinos denunciaron hechos violentos y avisé personalmente a varios funcionarios municipales para que tomen cartas en el asunto”, expresó la edila.

Para López la responsabilidad de que siga abierto, sin habilitación, “recae sobre el Municipio, que es quien posee el poder de policía sobre las habilitaciones de locales (Conforme Ley Organica, art. 41 inc 7: que habilita a imponer multas y arrestros). Realizar la denuncia ante el Fiscal de turno, como se hizo, era algo propio de la obligación que tiene todo funcionario de denunciar la comisión de un delito, pero allí no termina la cadena de responsabilidades de la Intendencia. No puede ser una excusa como que la Municipalidad hizo lo que debía hacer”.

En tanto, la edila del FPV manifestó: “El delito a nivel provincial es similar al municipal: desarrollar actividad sin autorización, y la sanción la misma: multa y clausura. La Municipalidad debía ir a fondo con el contralor, procurarse de la presencia de personal policial e incautar todo lo referido a la explotación comercial, y siendo conocedora de la constante violación a la clausura, poner un punto fijo para impedir la re apertura”.

En tanto, la edila cuestionó: “Por qué el socialismo no avanza en el poder que tiene como Municipio en impedir el funcionamiento del bar. La responsabilidad recae ahora en el Ejecutivo, ya que continúa con la actividad de lo que se transformó en un after, donde esta madrugada se registró una gresca en su interior con armas blancas y de fuego. La verdad que es una locura que al día de hoy ocurran estas situaciones. Sobre todo después de escucharla a Mónica Fein en el Concejo diciendo que la ciudad está de pie para desterrar la violencia y el narcotráfico”.

Noticias relacionadas